Google+

Un nuevo escandalo Sacude a la iglesia catolica


ROMA, Italia.- Otro escándalo sacude a la Iglesia católica. Esta vez, la polémica surge por la doble vida que, al parecer, algunos sacerdotes y seminaristas llevan en Roma: de día, visten la sotana; de noche, se desmelenan en los locales gays italianos. Eso es, al menos, lo que asegura en su último número, que hoy desembarcó en los quioscos, la revista italiana "Panorama".

El semanario (propiedad de Silvio Berlusconi a través del grupo Mondadori) publica un reportaje bajo el título "Las noches locas de los curas gays", en el que revela la supuesta vida falsa de "numerosos" religiosos. La investigación -según se consigna- fue realizada por un periodista que durante 20 días, y con la ayuda de un cómplice homosexual, se dedicó a recorrer los sitios gays con una cámara oculta.

Segun "Panorama", el reportero descubrió que, a pesar de que el catolicismo prohíbe que los gays sexualmente activos ingresen en las órdenes religiosas, la realidad sería otra. Para demostrarlo, la revista cuenta el caso de tres sacerdotes. El más llamativo es el de Paul, un cura francés de 35 años.

El hombre -siempre según el artículo- conoció al periodista y a su secuaz en un boliche alternativo. Tras unos tragos, los invitó a su casa. Allí, el párroco y el ayudante mantuvieron relaciones sexuales, oportunamente grabadas con la cámara. Oficialmente, el Vaticano guarda silencio ante los hechos publicados. Pero, extraoficialmente, trascendió según Elmundo.es, que muchos en la Santa Sede acusan al medio de ser amarillista. (Especial)
video

Diezmo ¿una ley para los cristianos? estudio





¿ para quien eran los diezmos?
(Núm 18:21) Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión (Núm 18:24) Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán al Señor en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.



¿ que se diezmaba? NO ERA DINERO,SINO ALGO COMESTIBLE
Deu 14:23 Y comerás delante del Señor tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer al Señor tu Dios todos los días.

¿cada cuanto se diezmaba?
Deu 14:22 Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año.Deu 14:28 Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades.

¿ para quien era la ley?
Deu 1:1 Estas son las palabras que habló Moisés a todo Israel a este lado del Jordán en el desierto, en el Arabá frente al Mar Rojo, entre Parán, Tofel, Labán, Hazerot y Dizahab.(para el pueblo judio)

¿ no se diezmaba dinero porque no existia?Gén 47:14-15 Y recogió José todo el dinero que había en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán, por los alimentos que de él compraban; y metió José el dinero en casa de Faraón.
Acabado el dinero de la tierra de Egipto y de la tierra de Canaán, vino todo Egipto a José, diciendo: Danos pan; ¿por qué moriremos delante de ti, por haberse acabado el dinero?
Deu 14:24-26 Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que el Señor tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Señor tu Dios te bendijere,
entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que el Señor tu Dios escogiere;
y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante del Señor tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia.
¿Por qué Dios decia que le estaban robando en malaquias 3:5-12?
Porque el diezmo era para los levitas,las viudas,extranjeros y huerfanos
Deu 14:29 Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que El Señor tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.

¿para que dijo en malaquias que traigan todos los diezmos a su casa?
Para que haya “alimento (no dinero) el diezmo no era en dinero
¿Que dijo jesus a los fariseos?

Eran tan hipocritas,que diezmaban hasta la menta y el eneldo ( y cosas que la ley no pedia) pero se olvidaban de lo mas importantes, Mat 23:23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.( el les hablo cuando todavía estaban bajo la ley)

¿ existia el dinero en la epoca de jesus?

Luc 9:3 Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas.
Mar 12:15 -17 Mas él, percibiendo la hipocresía de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis? Traedme la moneda para que la vea.
Ellos se la trajeron; y les dijo: ¿De quién es esta imagen y la inscripción? Ellos le dijeron: De César.
Respondiendo Jesús, les dijo: Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaron de él.

¿ jesus dijo al joven rico que diezmara y después que lo demas se lo de a los pobres?
El mismo Jesus se lo habria enseñadoMat 19:21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.

¿ jesus pedia el diezmo ?

No,porque solo los levitas estaban autorizados por la ley a recibir los diezmos y jesus era de la tribu de juda Heb 7:14 Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio.

Pablo podria hacer citado malaquias 3: 10 como lo hacen los predicadores actuales para colocar miedo en las personas para que den,pero Pablo tampoco podia recibir los diezmos, porque era de la tribu de benjamin Flp 3:5 circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo;
PABLO Y JESUS NO PEDIAN DIEZMOS PORQUE NO ERAN LEVITAS,NI LA IGLESIA PRIMITIVA ¿ AHORA RESULTA QUE LOS PASTORES ACTUALES SI SON LEVITAS?
Tampoco la iglesia primitiva pedia diezmos...

con la muerte en la cruz Jesus abolio,anulo todos los sacrificios,holocautos,rituales,etc que se hacian en el templo
Heb 7:12 Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley;
Heb 7:18 Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficaciaHeb 7:19 (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.
Heb 7:22 Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto.
Heb 8:6 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesasHeb 7:27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.Heb 8:13 Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.
Heb 9:9 Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto,

¿Nos mandó Jesús a atar demonios?


¿Por qué sigue proliferando tanto la maldad en la tierra si el diablo verdaderamente ha sido “atado” tantas veces por los cristianos en la actualidad?Debemos tomar las palabras en su contexto; es decir, los versículos anteriores y posteriores. Para ello me referiré a la famosa doctrina de “atar demonios”.Mateo 18:18
De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.

Este versículo ha sido aislado para crear la doctrina de atar demonios.

Pero veamos el contexto inmediato:

18:19, Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
18:20, Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.


He escuchado más de una vez a personas que citan erróneamente este versículo con tristeza cuando nadie llegó a una reunión convocada por la iglesia, convencidas de que Jesús no está ahí porque no hay dos o tres reunidos en su nombre.

Retomemos el contexto general, abra su Biblia por favor en Mateo.

18:1 En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?
18:2 Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos,
18:3 y dijo: De cierto os digo que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.
18:4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es mayor en el reino de los cielos.
18:5 Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe

Versículos 1-5: se refiere a la actitud humilde de un niño18:8 Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno.
18:9 Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.
■Versículos 6-9: hablan de no estorbar con el pecado a esos niños o a quienes son como ellos, y de lo doloroso que puede resultar desarraigar el pecado.
18:10 Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.
18:11 Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido.
18:12 ¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y se descarría una de ellas, ¿no deja las noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se había descarriado?
18:13 Y si acontece que la encuentra, de cierto os digo que se regocija más por aquélla, que por las noventa y nueve que no se descarriaron.
18:14 Así, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños.

■Versículos 10-14: hablan de que, cuando alguien es estorbado, es como una oveja perdida.
■En particular el versículo 14 debe entenderse así: “que se pierda”: del griego apólumi, que no es perder la salvación, sino perder la paz y la comunión con Dios.

Que quede claro que hasta aquí estamos hablando de tropiezos entre nosotros.

18:15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
■Este es el primer paso para arreglar los conflictos entre hermanos (esto también estaba en la ley, en Lev 19.17). Tendrás que razonar con él.
■“Has ganado a tu hermano” no significa ganarlo para Cristo, pues en tal caso no le llamaría hermano: se refiere a ganarlo en cuanto a restaurarlo a la comunión con Dios y con la iglesia.
18:16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.
■Versículo 16: esto también está en la ley (Deut.19.15)
18:17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.
■Versículo 17: A los gentiles no se les recibía en el templo. Entonces, ¿cómo hemos de proceder respecto a alguien que no se quiere reconciliar? ¡De la misma forma!

Observemos cómo hasta aquí no se ha mencionado al diablo ni a los demonios.
18:18 De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.
■Versículo 18: aquí se refiere a ejercer disciplina. Atar viene del griego sujetar, apresar, ligar. Encadenar.
■Desatar es aflojar las cadenas
.
■Cuando la iglesia aplica disciplina mantiene sujeto al infractor.
18:19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
■Versículo 19: se refiere a la decisión de los líderes sobre la disciplina a aplicar. El acuerdo al que se refiere esta enseñanza es el relacionado con qué disciplina se impondrá al infractor que ha desechado la exhortación.
18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.
■Versículo 20: Obviamente no se refiere a las reuniones en la congregación, no dice que si no han llegado dos o tres hermanos entonces Jesús no está allí. Aquí la Biblia se refiere a la reunión donde se decide la disciplina, en la cual participan los líderes de la congregación y los testigos.

La doctrina de atar demonios sobrevino muy recientemente, hace unos 20 años cuando mucho. No hay una enseñanza al respecto en toda la historia previa de la iglesia. Una revisión profunda como la que hemos hecho sobre estos versículos la echa por tierra.Lo siguientes versículos de Mateo 18 tampoco hablan de atar demonios, sino de perdonar y soltar del castigo.
Mat 18:30 Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
■no quiso perdonarle la deuda, no quiso soltarle la deuda.
¿Dónde está el diablo en todo el capítulo?
Mateo 18 habla del perdón, de lo que se hace con alguien que no se arrepiente -y con el que sí lo hace-. La disciplina en la iglesia la aplica el liderazgo, pero la gran mayoría de los problemas se arreglan cuando un hermano exhorta al otro, sin necesidad siquiera de testigos.
Toda aplicación al capítulo 18 de Mateo que no tenga que ver con la disciplina y con el perdón es errónea. Jesús está diciendo “No quiero que se hagan tropezar unos a otros: si eso ocurre deben arreglarlo exhórtándole, si el reprendido no rectifica disciplínenle (átenle a la disciplina de la iglesia), si reconsidera y enmienda perdónenle. Cuando se arrepienta, desátenle“.

Mateo 16:13-20 / Otro texto mal interpretado
Cuando llegó a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: –¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? Le respondieron: –Unos dicen que es Juan el Bautista, otros que Elías, y otros que Jeremías o uno de los profetas. –Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? –Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente –afirmó Simón Pedro. –Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás –le dijo Jesús–, porque eso no te lo reveló ningún mortal,* sino mi Padre que está en el cielo. Yo te digo que tú eres Pedro,* y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte* no prevalecerán contra ella. Te daré las llaves del reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo. Luego les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Cristo. (Mat 16:13-20 NVI)
Este pasaje también se ha sacado de contexto para sostener la doctrina de atar demonios pero el pasaje tampoco habla sobre el Diablo.
Las llaves son un símbolo de autoridad, más concretamente de la autoridad de la Palabra de Dios, en este caso para abrir y tener acceso al reino de los cielos.
Se nos da autoridad para usarlas: Pedro fue el primero en hacerlo al predicar a judíos y a los gentiles, con lo cual les desató, haciéndoles libres del pecado.
Cuando predicamos y las personas aceptan a Jesús en sus vidas, los estamos desatando. Pero cuando no aceptan la Palabra, quedan atados: a eso se refiere la Biblia con “atar y desatar“
Si los cristianos de la actualidad comprendiéramos mejor el tema de la disciplina en la iglesia, caeríamos menos en el error de malinterpretar estos pasajes bíblicos.

Otro ejemplo de “atar”: Hechos 15
15:24 Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley,
15:25 nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo
■Los apóstoles se reunieron, ejercieron autoridad y no ataron a los gentiles a la ley. Analizaron el caso y desataron a los gentiles del yugo que los judíos querían ponerles. Su determinación les condujo a establecer orden y pusieron orden y disciplina.
Así, con todos estos pasajes y sus respectivos contextos, concluimos que la Biblia no habla de atar demonios. Jesús no nos mandó a atar demonios, sólo a echarlos fuera.Mat 12:22-37 – Resumo el texto diciendo que cuenta cómo Jesús sana a un endemoniado y los fariseos le acusan de haberlo hecho por Beelzebú. El les responde que un reino divido no prevalece.
12:27 Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.
Versículo 27: Es importante aclarar que cuando dice “hijos” se usa un hebraísmo para referirse a los discípulos de los fariseos, no a hijos carnales. Es decir, se les llama hijos a los discípulos.
El versículo 29 es el texto controversial:Mat 12:29 Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa.


Jesús no está enseñando que nosotros debamos atar. Está hablando sobre sí mismo. Y cuando se refiere al hombre fuerte está hablando, ahora sí, del Diablo. Está diciendo “¿cómo habría podido YO irrumpir en los dominios de la maldad para deshacerla si no hubiera atado, con autoridad de Dios, al Diablo? Quedaba claro con esto que, como lo indica el contexto, respondía a quienes le acusaban de echar los demonios por Beelzebú.
Debe entenderse que estas cosas las hace Jesús como Dios, y que sólo Él las puede hacer (como llamar a las cosas que no son como si fueran por ejemplo). Es decir, esta acción de atar al Diablo es exclusiva de Jesús.
12:32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.
■Atención: la blasfemia contra el Espiritu Santo según el contexto consiste en atribuirle autoridad a Satanás, conceder que el Diablo hace lo que, en realidad, sólo puede hacer el Espíritu Santo.
■Al referirse al pecado imperdonable, Jesús le está hablando a los fariseos, es decir, este pecado no lo pueden cometer los cristianos.
Últimamente se entiende equivocadamente que el “hombre fuerte” de una ciudad es el más influyente, o el más rico y poderoso. Han aparecido así nuevas falsas doctrinas, como la que sostiene que hay que “atar” mediante oración al hombre fuerte de una región para que se convierta y apoye la obra de Dios (o los propios deseos de los falsos profetas) con sus riquezas, o para que su influencia nociva termine. Tal doctrina no aparece en la Biblia: no hay un sólo pasaje donde los apóstoles lleguen a una ciudad y busquen al hombre fuerte para atarlo.
La palabra “atar” que se utilizó significa nuevamente ligar, inhabilitar, subyugar (mantener bajo yugo, bajo autoridad o sujeción)Observemos el contexto de este pasaje: Jesús había soltado a un endemoniado por medio de su palabra. Nosotros desatamos a las personas con la predicación de la palabra.En el contexto podemos observar la obra de Cristo en la cruz y la derrota de Satanás. Jesús lo subyugó en la cruz, por medio de su sangre inhabilitó al diablo, vino a deshacer las obras del maligno.Antes de Cristo no hay registros de atar demonios. David tocaba el arpa y el demonio se iba y Saúl entraba en paz (dice el texto que el demonio era de parte de Dios, o sea, Dios lo permitía).Jesús aquí estaba demostrando ser más poderoso que el diablo.
Veamos el mismo pasaje en Lucas 11:
Luc 11:21-22 Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. (22) Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.
Es alegórico que el diablo tenga un palacio. Lo que queda claro es que Jesús es más fuerte que el diablo y le vence: ¡pero le vence Él, Jesús, no nosotros! Ninguno de nosotros puede vencer al Diablo sin Jesús.
Aquí Lucas usa la palabra “vencer”, que significa subyugar. Vencer y atar a fin de cuentas (en el original) son sinónimos. Nosotros no vencemos al diablo, eso lo hizo Jesús.
Ahora una pregunta dirigida a quienes creen o predican la doctrina de “atar demonios“: Si lo atamos en domingo: ¿se desata el lunes? … porque él anda como león rugiente buscando a quien devorar. ¿Cómo no ven la contradicción en atar y atar a los demonios en una ciudad… y que tal acción no surta ningún efecto? Han atado por años al “demonio del narcotráfico” o de la prostitución por ejemplo, y ¡estos pecados no sólo no disminuyen sino que se multiplican! Se afanan en efectuar campañas masivas o hasta vuelvan en helicóptero sobre una región para atar al Diablo, se llenan de activismo y, tristemente, dejan de lado la predicación de la Palabra.Jesús dijo: en mi nombre echarán, expulsarán fuera demonios. Jesús venció al Diablo, eso quiere decir que éste ya no tiene dominio y poder sobre todos: una vez que somos de Jesús nosotros ejercemos la autoridad de Jesús para inhabilitar la obra del diablo. Pero lo hacemos por la Palabra, por la predicación, no meramente por declarar que atamos o desatamos.

Veamos un ejemplo final:
Apo 2:10
No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
Jesús no le recrimina aquí a la iglesia en Éfeso el que no estuvieran atando demonios o haciendo guerra espiritual para ser librados de la tribulación. Debe entenderse que la prueba y la tribulación son parte de la vida cristiana y no deberían ser la ocasión para llenarnos de temor, sino la oportunidad para mostrar fidelidad y confianza en Dios.
Ese falso evangelio moderno que habla de que no nos puede pasar nada malo (tragedias, tormentas, vientos) afecta a la gente porque no le muestra la verdad respecto a la soberanía de Dios y sus propósitos.
En su segunda carta a los Corintios, el apóstol Pablo habla de un mensajero del Diablo que lo abofeteó. Pablo no se puso a atarlo ni a hacer guerra espiritual para liberarse. En contraste, entendió el propósito de Dios al permitir aquello: que el apóstol no se engrandeciera, que no se envaneciera.
Este tipo de doctrinas “de victoria total” en la vida son de origen oriental, han proliferado la iglesia contemporánea y nadie debería adoptarlas.
Les animo a estudiar a fondo el contexto de los pasajes y a enseñar sólo lo que la Biblia enseña.

¿ atar y desatar que?


Hoy en día es muy común el escuchar en las iglesias a cristianos “atar y desatar” enfermedades, pobreza, demonios y hasta al diablo mismo. Para apoyar esta práctica se usan pasajes como el siguiente: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo” (Mat. 18:18). Esta declaración del Señor fue dada en el contexto de disciplina dentro de la iglesia primitiva. Las palabras “atar” y “desatar” eran populares entre los rabinos de la época y equivalían a “prohibir” y “permitir”; en Mateo 18 equivalen a “disciplinar” y “restaurar”. Aquel miembro de la iglesia que persiste en pecar debe ser separado (atado) de la congregación (1 Cor. 5:5), para luego en amor ser conducido al arrepentimiento y por consiguiente ser restaurado (desatado) Gálatas 6:1. Como vemos, los demonios, las enfermedades y la pobreza son totalmente ajenos al contexto.

Otro pasaje que se usa es Mateo 12:29, donde Jesús dice: “Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa”. Esta declaración de Cristo es parte de una ilustración usada para refutar la acusación de los fariseos de que él expulsaba demonios en alianza con Satanás. Lo que ahi se refiere era el momento de la victoria de El en la cruz,atando a satanas y venciendo la muerte.Alentamos a los cristianos a que se aparten del malentendido tan serio de Mateo 18:18 y 12:29 por las siguientes razones:

1. No es bíblico. La Escritura no enseña a “atar y desatar”sino a expulsar que es el método para combatir al diablo y sus huestes, y a través de la oración, la lectura de la Palabra y una vida de obediencia.

2. El enfoque erróneo del cristiano es centrarse en los demonios en vez de Jesucristo; esto reduce la eficacia del creyente en el trabajo del Reino.

3. En el terreno práctico no da resultados, como la experiencia lo indica. Alguien dijo una vez: “Si en realidad ataron al diablo, debe haber sido con una cadena muy larga”.

4. En cuanto a “desatar” pobreza o enfermedad, la Biblia trae principios que pueden gravitar en nuestro bienestar físico y material
, pero en última instancia es la soberanía de Dios la que determina nuestra condición. Nosotros no controlamos esos aspectos. La Escritura enseña que es Dios el que controla y limita los movimientos del diablo y sus huestes; también es él quien guarda a los creyentes del mal (Job 1:12; 2:6; Luc. 22:31,32; 2 Tes. 3:3; 1 Jn. 5:18).

Ciertamente llegará el tiempo en que Jesús mismo “atará” al diablo por 1000 años (Ap. 20:1-3); luego del milenio Satanás y sus huestes serán lanzados en el lago de fuego (Ap. 20:10). Jesucristo no necesita la asistencia del ser humano en esta área (o ninguna otra). Entre tanto, el antídoto para combatir al diablo no es “atándolo” sino resistiéndolo firmes en la fe (1 Ped. 5:9). Santiago lo expresa claramente: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Stg. 4:7).