Google+

Los cristianos y la ley y sus ritualismos

Por mandato de Dios, los creyentes entre la gentilidad -los cristianos- tenemos prohibido efectuar ni siquiera uno solo de los ritos establecidos en la ley de Moisés.

Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. (Gálatas 3:10)
Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. (Gálatas 5:3-4)
Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley... Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis...Hechos 15:24-29
Para nosotros los cristianos, efectuar alguno de los ritos de la ley de Moisés -llámese DIEZMO, SHABAT, PASCUA, etc, etc, etc,- sin estar llamados a hacerlo.
El nuevo pacto está contenido en el antiguo

Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. (Ezequiel 36:26-27)
Los creyentes en Jesucristo no podemos apropiarnos de algo que no nos corresponde, como lo sería efectuar algún rito de la ley de Moisés sin haber nacido judíos. Sin embargo, los cristianos -creyentes entre la gentilidad-, sí que estamos llamados a obedecer y enseñar a obedecer (Mateo 5:17-20)

la Ley en su aspecto espiritual.

En el nuevo pacto (Mateo 26:28 / Marcos 14:24 / Lucas 22:20), Dios nos ha dado su Espíritu PARA ANDAR EN SUS ESTATUTOS, GUARDAR SUS PRECEPTOS Y PONERLOS POR OBRA, estatutos y preceptos espirituales todos de la Ley, por supuesto.
Sin embargo, como ya lo hemos dicho mucho, al hablar de cumplir con sus estatutos y preceptos, Dios -en lo concerniente a los cristianos- no se refiere a la ley ritual, sino a la espiritual.
El corazón de piedra es una alusión a las tablas de la Ley, los ritos y la religión; En tanto que el corazón de carne, se refiere a nuestro Señor Jesucristo, el cual es la Palabra de Dios: la Ley hecha carne. Es el corazón (1 Corintios 2:16) de Nuestro Señor Jesucristo el que tenemos en nosotros los creyentes: SU ESPIRITU SANTO.
El nuevo pacto, que es espiritual, está contenido en el antiguo, que es el ritual. De tal manera que los ritos funcionan como una cubierta protectora cuyo propósito es preservar la información espiritual, el Mensaje Divino que el Padre celestial nos ha enviado para llevarnos hacia donde Él habita: en la vida eterna.
Gracias a esos ritos, el Mensaje -la Palabra de Dios-, extraordinariamente preservada por el pueblo judío, ha pasado de generación en generación y llegado por escrito a su destino final: nuestras manos.

La ley espiritual y el Juicio

Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad. (Santiago 2:12)
A nosotros, creyentes entre la gentilidad -los cristianos-, la ley ritual no nos rige, por lo que no seremos acusados de no cumplirla, pero no sucede así con la ley espiritual (Romanos 2:12-16).
Insistentemente nuestro Padre celestial, a través de Su Palabra, nos hace notar que, tal como acabamos de decir, encapsulada en la ley ritual -que son los sacrificios físicos-, está la ley espiritual, la real, la verdadera y eterna. Los sacrificios de la ley ritual son símbolos de la ley espiritual.
¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras [ritos]? No, sino por la ley de la fe [cumplimiento espiritual]. Romanos 3:27
Si en verdad cumplís la ley real [cumplimiento espiritual], conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis. (Santiago 2:8)

El nuevo régimen espiritual:

Las efímeras estructuras terrenales (2 Corintios 5:1-4) no son sino figuras y sombras de las eternas estructuras celestiales (Hebreos 9:1-10). Ejemplo de esto lo tenemos cuando la Palabra nos muestra que Moisés construyó el tabernáculo acorde al que se le permitió ver en el Cielo (Hebreos 8:5).
El antiguo régimen ritual -antiguo pacto (Hebreos 8: 6-7)- estaba constituido por sombras y figuras de lo celestial: el templo en Jerusalén, el cual era el núcleo alrededor del que se efectuaban los ritos; Pero ahora el nuevo régimen, la Gracia, que ya no es ritual sino espiritual, tiene como núcleo al Señor Jesucristo, que es el verdadero Tabernáculo, el Templo Santo de Dios (Juan 2:19-21 / Hechos 17:24 / Hebreos 9:14 / Apocalipsis 21:22) en torno al cual ahora se ofrecen sacrificios también espirituales (Efesios 2:20-22).
Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Ezequiel 37: 26-27)
Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra. Romanos 7:6
El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. (2 Corintios 3:6)
Como ya sabemos, el antiguo pacto estaba escrito por el dedo de Dios (Éxodo 32:15-16 / Éxodo 31:18) en tablas de piedra, pero ahora, también por el dedo de Dios, el nuevo pacto está escrito en nuestros corazones con la sangre preciosa del Señor Jesucristo, que es su Santo Espíritu:
Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Ezequiel 36:26-27

El Templo espiritual

De tal manera que el Templo espiritual, real y eterno, centro del nuevo pacto y Casa de Dios, no solamente es el Señor Jesucristo, sino también su iglesia:
...pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza. (Hebreos 3:6)
Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 1 Pedro 2:5
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu. Efesios 2:20-22

Los sacrificios espirituales:

En tanto que los sacrificios espirituales (1 Samuel 15:21-23 / Salmo 40:6-8 / Salmo 51:16-17 / Proverbios 21:3 / Isaías 1:10-17 / Isaías 58:5-7 / Jeremías 6:19-20 / Amós 5:21-24 / Oseas 6:6 / Miqueas 6:6-8, etc.) que se ofrecerán en ese templo -también espiritual- son las buenas obras -que tal como los antiguos sacrificios físicos, que obligatoriamente debían llevar sal (Levítico 2:13)-, deben llevar amor sin fingimiento, es decir, sin la maldad y la corrupción que es todo interés oculto detrás de las buenas obras.
Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios. Hebreos 13:16
Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; Hebreos 10:24
Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios. Filipenses 4:18
Esto es importante conocerlo, pues en la siguiente vida, sin excepción, todos seremos juzgados (Mateo 25:31-46) por la ley verdadera, la espiritual y eterna, y en ese Juicio de nada valdrá si asistíamos los domingos a la iglesia, cantábamos, íbamos a congresos, profetizábamos, echábamos fuera demonios o hacíamos muchos milagros (Mateo 7:21-23), si nunca cumplimos con la Ley Eterna de Dios:
Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio. Santiago 2:13 (Jua 1:17) Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
Jamas se ofrecieron sacrificios para"conquistas materiales"como se enseña hoy.los sacrificios eran para expiatorio por el pecado,y ellos fueron abolidos con el ultimo y gran sacrificio perfecto: el de nuestro Señor en la Cruz:



Heb 9:28
Heb 7:27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.(Heb 10:10) En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

(Heb 10:14) porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.







así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Negarse asi mismo : algo imposible para los de la doctrina de la prosperidad


Para los seguidores de la doctrina de la prosperidad,esto les resulta muy difícil y hasta imposible, ya que su doctrina se basa en“ellos  mismos,en”sus”sueños”,”sus”proyectos,en”sus”planes,en”su”vida.
Y esta renuncia de la que habla el”negarse a si mismo y tomar su cruz”implica todo eso.
Pero por el contrario ud siempre escuchara de boca de estos "neocristianos" referencias a conquistas personales y sobre todo materiales.
Todo centralizado en su"yo",en su bienestar.un evangelio egocentrico y no cristocentrico.
Ellos le llaman “sacrificar”a colocar dinero en un sobre y de esa manera quieren pretender demostrar que confian en Dios,en realidad no es la “confianza en Dios” que los motiva a hacer eso,sino la AVARICIA y CODICIA  por la supuesta promesa que “recibiran mas”.
Siempre pensando en ellos ¿ eso es sacrificio? ¿ eso es negarse asi mismo?.¿ o es seguir centrado en uno mismo,en su"yo"?
 Es una contradiccion total,porque ellos le llaman negarse asi mismos,pero a su vez estan imponiendo a Dios por medio de un"sacrificio"economico"que Dios haga tal,o cual cosa ¿ adonde esta esa renuncia?renunciar es negar  a nuestro"yo"a nuestros deseos,a TODO,pero si yo estoy"sacrificando"dinero para que Dios haga el"deseo de mi corazon" ¿de que renuncia hablan?
el dijo: (Mat 10:38 ) y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí,  no es digno de mí.
NO DIJO EN POS DE SUS SUEÑOS,EN POS DE LAS COSAS MATERIALES,EN POS DE LAS COSAS DE ESTE MUNDO....NO¡....SINO EN POS DE EL.(1Jn 2:6)  El que dice que permanece en él,  debe andar como él anduvo. Y JESUS NO ANDUVO EN POS DE SUS SUEÑOS ,MUCHO MENOS DE LAS  COSAS MATERIALES (.Jua 4:34)  Jesús les dijo:  Mi comida es que haga la voluntad del que me envió,  y que acabe su obra.
Los cristianos fuimos llamados a negarnos a nosotros mismos y  a SERVIR en Espiritu  a nuestro Señor,pero los de la doctrina de la prosperidad quieren que Dios sea su siervo y que los ayude a  cumplir sus sueños y caprichos carnales.
Ellos viven frustrados cuando”sus”proyectos y cosas personales no se cumplen,ni que hablar cuando se trata de lo economico.
Si no “conquistan” comienzan cuestionarse asi mismos el porque de todo eso (porque su relacion con Dios  la miden por lo que reciben de el).
Ellos hablan de perseverar,de ser valientes,corajudos,siempre (obviamente) relacionado a la conquista de”sus” sueños”de”su vida”,de lo material,etc,pero en la Biblia Dios dice: (Mat 10:22)  mas el que persevere hasta el fin,  éste será salvo.
(Apo 2:11)  El que venciere,  no sufrirá daño de la segunda muerte.
(Apo 3:5)  El que venciere será vestido de vestiduras blancas;  y no borraré su nombre del libro de la vida,  y confesaré su nombre delante de mi Padre,  y delante de sus ángeles.
(Apo 3:12)  Al que venciere,  yo lo haré columna en el templo de mi Dios,  y nunca más saldrá de allí;  y escribiré sobre él el nombre de mi Dios,  y el nombre de la ciudad de mi Dios,  la nueva Jerusalén,  la cual desciende del cielo,  de mi Dios,  y mi nombre nuevo.
(Apo 3:21)  Al que venciere,  le daré que se siente conmigo en mi trono,  así como yo he vencido,  y me he sentado con mi Padre en su trono.
 Y PARA VENCER HAY QUE SER VALIENTE,NO VALIENTE PARA CONQUISTAR COSAS MATERIALES,SINO VALIENTES PARA NEGARSE ASI MISMO Y OBEDECER SU PALABRA.
(Jos 1:7)  Solamente esfuérzate y sé muy valiente,  para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó;  no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra
¡ PARA ESO HAY QUE SER VALIENTE,PARA LO ETERNO¡
PERO ELLOS TODO LO RESUMEN A LO MATERIAL
(Rom 8:5-8 ) Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne;  pero los que son del Espíritu,  en las cosas del Espíritu.
  Porque el ocuparse de la carne es muerte,  pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.
  Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios;  porque no se sujetan a la ley de Dios,  ni tampoco pueden;
  y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
(Gál 6:8)  Porque el que siembra para su carne,  de la carne segará corrupción;  mas el que siembra para el Espíritu,  del Espíritu segará vida eterna.
SUS PASTORES SON MATERIALISTAS Y ELLOS TAMBIEN
(Flp 3:18-19)  Porque por ahí andan muchos,  de los cuales os dije muchas veces,  y aun ahora lo digo llorando,  que son enemigos de la cruz de Cristo; que sólo piensan en lo terrenal.
(1Jn 4:5)  Ellos son del mundo;  por eso hablan del mundo,  y el mundo los oye.
(1Jn 2:15-17)  No améis al mundo,  ni las cosas que están en el mundo.  Si alguno ama al mundo,  el amor del Padre no está en él.
  Porque todo lo que hay en el mundo,  los deseos de la carne,  los deseos de los ojos,  y la vanagloria de la vida,  no proviene del Padre,  sino del mundo.
 Y el mundo pasa,  y sus deseos;  pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
UD QUE CREE QUE CON SU DINERO SE TORNA MERECEDOR DE ALGO,MIRE LO QUE DIOS LE DICE: Hch 8:20-23  Tu dinero perezca contigo,  porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.
  No tienes tú parte ni suerte en este asunto,  porque tu corazón no es recto delante de Dios.
 Arrepiéntete,  pues,  de esta tu maldad,  y ruega a Dios,  si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón;
  porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.
A UN CORRUPTO UD PUEDE SOBORNAR CON DINERO, O PAGAR UNA PROSTITUTA,PERO A NUESTRO DIOS QUE ES SANTO ,NO¡.
ud que habla de que es valiente,sepa que Dios nos mando a HUIR (ni siquiera a enfrentarlas) de 3 cosas:
1- de la fornicacion1Co 6:18  Huid de la fornicación. (eso implica la adulteracion de su Palabra mezclandola con conceptos humanos del mundo) 
2- de la idolatria : (1Co 10:14)   huid de la idolatría.( no se olvide que Pablo dijo que la "avaricia" es idolatria) Col 3:5  Haced morir,  pues,  lo terrenal en vosotros:  fornicación,  impureza,  malos deseos y avaricia,  que es idolatría;.
avaricia segun el diccionario de la real academia española significa :Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas.
3- de la codicia  y de los falsos profetas1Ti 6:5  corruptos de entendimiento y privados de la verdad,  que toman la piedad como fuente de ganancia;  apártate de los tales.
1Ti 6:9 -11 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo,  y en muchas codicias necias y dañosas,  que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero,  el cual codiciando algunos,  se extraviaron de la fe,  y fueron traspasados de muchos dolores.
 Mas tú,  oh hombre de Dios,  huye de estas cosas

Entonces : ¿ sera que ud esta siento  valiente? ¿sera que ud esta huyendo de lo que Dios manda a HUIR? ¿ o sera que en vez de HUIR ud PERSIGUE" valientemente esas cosas?
Mat 15:7-9  Hipócritas,  bien profetizó de vosotros Isaías,  cuando dijo:
  Este pueblo de labios me honra;  
 Mas su corazón está lejos de mí.
 Pues en vano me honran,  
 Enseñando como doctrinas,  mandamientos de hombres.
(Hch 28:26-27)  Ve a este pueblo,  y diles: 
 De oído oiréis,  y no entenderéis; 
 Y viendo veréis,  y no percibiréis;
  Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, 
 Y con los oídos oyeron pesadamente, 
 Y sus ojos han cerrado, 
 Para que no vean con los ojos, 
 Y oigan con los oídos, 
 Y entiendan de corazón, 
(Heb 3:7-8)  Por lo cual,  como dice el Espíritu Santo: 
 Si oyereis hoy su voz,
 No endurezcáis vuestros corazones, 
















hoy importa mas el resultado en sus vidas,que si esa enseñanza es Biblica


Hoy en dia cuando las personas son expuestas a la realidad de la falsa doctrina que estan siguiendo,en vez de tomar como parametro para medir su vida la Santa Palabra de Dios,toman como fundamento “sus propias vidas”en lo que”consiguieron",en lo que “lograron materialmente” dentro de esta falsa Doctrina.
Ahí ud puede observar que a ellos no les interesa si estan siguiendo el evangelio,el coran,la toráh,o el libro de harry Poter,… MIENTRAS A ELLA LE FUNCIONE ¡
El pragmatismo utiliza esa filosofia :  Para los pragmatistas la verdad deben ser medidas de acuerdo al éxito que tengan en la práctica los métodos que se utilicen para llegar algún fin (el fin justifica los medios y y si hay resultados son una verdad). PERO PARA LOS CRISTIANOS NO¡
La palabra que creo el universo,la que nos santifica,la que nos edifica,nos limpia actua en nosotros,la que es viva y eficaz,la que nos consuela,con la que Jesus vencio a Satanas en el desierto esa es la Palabra que hoy se dejo de lado para poner metodos y practicas del mundo 
¿el fin justifica los medios?
2Pe 1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones
Muchos cuando se los confronta con todo esto dicen :
pero nos funciona,¡mira los resultados¡"...pero NUNCA DEBEMOS ACEPTAR ALGO PORQUE NOS FUNCIONE,SINO PORQUE LA BIBLIA NOS ENSEÑA...PORQUE TAMBIEN LOS TRABAJOS DE MACUMBA FUNCIONAN,LAS ORACIONES A UNA IMAGEN DE YESO TAMBIEN FUNCIONAN,PERO NO POR ESO SIGNIFICA QUE DEBEMOS PRACTICARLAS
No se olvide que satanas imita las cosas de Dios (Mat 24:24) Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. no porque algo funcione esta bien
Pero lo que debemos de hacer como creyentes, no es mirar las experiencias, sino 
mirar la Palabra de Dios. Si por experiencias se hicieran válidas todas las 
reclamaciones, entonces tendríamos que aceptar como verdaderas todas las 
religiones del mundo, pues en todas ellas se hacen milagros y prodigios y se tienen muchas experiencias como prueba y testimonio.
La doctrina de la prosperidad lleva a a las personas  a enfocar su mirada en su propia vida y en las cosas materiales,y se estimula a las personas a ser perseverantes en eso : por eso los resultados.
Ud ve a Steve Jobs(cuando vivia) o Bill Gates,no son cristianos,no sirven  a Dios,pero la”AMBICION”  de poder los llega a conquistar,no es su fe,sino su ambicion.
Jer 5:25-27  Vuestras iniquidades han estorbado estas cosas,  y vuestros pecados apartaron de vosotros el bien.
  Porque fueron hallados en mi pueblo impíos; así están sus casas llenas de engañoasí se hicieron grandes y ricos.
El hecho que un conquiste materialmente no significa que ud este bien con Dios,ni que por el hecho de no tener nada ,esta mal con El.
Si esta enseñanza de los maestros de la prosperidad,el apostol Pablo,que fue uno delos hombres mas usados por el Espiritu Santo,jamas ostento riquezas,ni vivia en palacios,etc (por lo contarrio)
¿ entonces según los de la doctrina de la prosperidad el estaba mal con Dios?
La doctrina  a sustituido y camuflado las palabras AMBICION Y CODICIA por “tener vision de Dios”,pero su propia Palbra dice :
Mat 6:19-20  No os hagáis tesoros en la tierra,  donde la polilla y el orín corrompen,  y donde ladrones minan y hurtan;
 sino haceos tesoros en el cielo,
Col 3:1-2  buscad las cosas de arriba,  donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.  Poned la mira en las cosas de arriba,  no en las de la tierra.
Flp 3:20  Mas nuestra ciudadanía está en los cielos
Jua 18:36  Respondió Jesús:  Mi reino no es de este mundo;  si mi reino fuera de este mundo,  mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos;  pero mi reino no es de aquí.
¿ estos  señores nos quieren hacer creer que “la vision de Dios” es materialista como las de ellos? 
(Flp 3:18-19)  Porque por ahí andan muchos,  de los cuales os dije muchas veces,  y aun ahora lo digo llorando,  que son enemigos de la cruz de Cristo;
 que sólo piensan en lo terrenal.
MUCHOS QUIEREN QUE ME CALLE,QUE SEA UN “PERRO MUDO COMO ELLOS”
Pero como esta escrito :Cierta vez  mientras Jesus bajaba del monte de los olivos,toda la multitud de discpulos comenzaron a adorarle y a gozarse por las maravillas que habian visto por parte de Dios, y algunos de los fariseos le dijero : di a tus discipulos que callen a lo que Jesus les respondio :
Luc 19:40   Os digo que si éstos callaran,  las piedras clamarían.
Y TENGA CERTEZA,QUE SI YO ME CALLARIA,SIEMPRE HABRA UN HIJO DE DIOS PARA HABLAR Y SI TODOS SON COBARDES,AUN LAS MISMAS PIEDRAS HABLARAN.
El apostol Pablo en  1 corintios capitulo 5 y 6 nos enseña que los asuntos de inmoralidad,pecado,disciplina,etc tienen que ser aplicados por la misma iglesia…pero como como hoy”no hay que juzgar”,como hay que hacerse el ciego,el sordo y el mudo,no hay que usar el cerebro que Dios nos dio ni el discernimiento de espiritu,la iglesia esta como esta.
Y como Dios no puede contar con los”cristianos” para corregir y mostrar el error,la mentira,etc, tiene que usar a los”incredulos”, a los periodistas,la justicia,que parecen que ven,disciernen y piensan mejor que los”cristianos”.
(Isa 56:10 .11)  Sus atalayas son ciegos,  todos ellos ignorantes;  todos ellos perros mudos,  no pueden ladrar;  soñolientos,  echados,  aman el dormir.
      Y esos perros comilones son insaciables;  y los pastores mismos no saben entender;  todos ellos siguen sus propios caminos,  cada uno busca su propio provecho,  cada uno por su lado.
(Flp 2:21)  Porque todos buscan lo suyo propio,  no lo que es de Cristo Jesús.
La proxima vez que vea un informe periodistico mostrando la cueva de ladrones en las que se han convertido muchas iglesias,no diga : ah es el diablo acusando...NO,ES DIOS NO SIENDO COMPLICE DE LA MENTIRA.ES DIOS USANDO AL INCREDULO YA SUS"ATALAYAS"ENCARGADOS DE ADVERTIR A SU PUEBLO,SON SORDOS,CIEGOS Y MUDOS.

Isa 42:19-20   ¿Quién es ciego,  sino mi siervo?   ¿Quién es sordo,  como mi mensajero que envié?   ¿Quién es ciego como mi escogido,  y ciego como el siervo del Señor,que ve muchas cosas y no advierte,  que abre los oídos y no oye?








lider religioso confieza que es de la doctrina de la prosperidad




(Gál 1:6 -9) Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.
 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

idolatria en las iglesias"cristianas"




(1Co 1:12-13) Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo.

 ¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?
(Mat 15:7-9) Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:

 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.
Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.
(Apo 22:8-9) Y después que las hube oído y visto,me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.
Pero él me dijo: Mira,NO LO HAGAS; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro.ADORA A DIOS.
(Apo 19:10)Yo me postré a sus pies para adorarle.Y él me dijo: Mira,no lo hagas; yo soy consiervo tuyo,y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios;
(Hch 14:14-15) Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces

y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.

¿ maldiciones hereditarias? segunda parte



En la Primera Parte vimos como la Biblia claramente no habla de Maldiciones hereditarias. Vimos además una lista incompleta de los 6 efectos perjudiciales de la maldición generacional.
Las Escrituras nos enseñan que cada persona es responsable de sus propios pecados y que ninguno pagará por los pecados de sus padres:
Jeremías, un contemporáneo de Ezequiel, habló a los judíos en Jerusalén: “En aquellos días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los hijos tienen la dentera, sino que cada cual morirá por su propia maldad; los dientes de todo hombre que comiere las uvas agrias, tendrán la dentera” (Jeremías 31:29,30).
Estos pasajes son claros. En efecto, este es el principio de que las Escrituras interpretan las Escrituras: los pasajes difíciles deben ser interpretados a la luz de pasajes más claros, como estos de Ezequiel y Jeremías.
Es importante notar que no todos los judíos en esos tiempos trataban de culpar a los demás. Aunque tuvo las mismas pruebas del cautiverio en Babilonia, el profeta Daniel mostró una actitud opuesta a sus contemporáneos en Judá y Babilonia. En vez de culpar por su destino a sus antecesores, como hacía el público oyente de Jeremías y Ezequiel, él aceptó su propia responsabilidad personal y la de sus contemporáneos por el juicio que había caído sobre ellos.
Él escribió: “Y oré a mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos; hemos pecado, hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas . . . Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la confusión de rostro, como en el día de hoy lleva todo hombre de Judá, los moradores de Jerusalén, y todo Israel, los de cerca y los de lejos, en todas las tierras adonde los has echado a causa de su rebelión con que se rebelaron contra ti.
Oh Señor, nuestra es la confusión de rostro, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de nuestros padres; porque contra ti pecamos. De nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar, aunque contra él nos hemos rebelado” (Daniel 9:4, 5,7–9).
En la oración de Daniel, no se menciona que la razón del exilio sea por los pecados de los padres. Esto es aun más asombroso si recordamos que Daniel era consciente de que por generaciones Dios había enviado profetas para advertir a Israel de ese juicio si no se arrepentían.
En el tiempo de Jesús, los judíos habían otra vez olvidado las correcciones del paganismo expresadas por Moisés y los profetas. Jesús encaró los mismos asuntos. En Juan 9:1–3 leemos: “Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.” Aunque los discípulos tenían el antiguo punto de vista pagano de que la culpa y el pecado podrían ser heredados, Jesús enfatizó la gloria y la gracia de Dios.
Jesús también afirmó: “Vete, y no peques más” (Juan 8:11). Las palabras de Jesús sugieren que el perdón de Dios basta para alcanzar un grado tal de transformación espiritual que produzca un cambio de vida.
Jesús creía que la mujer a quien acababa de perdonar era libre de escoger si permanecería en el pecado o se apartaría de él. No se hace ninguna referencia a la necesidad de una oración adicional, una ceremonia, o una fórmula de renunciación para complementar la oferta de la gracia y el perdón de Dios.
Las palabras de Pablo: “Dios. . . pagará a cada uno conforme a sus obras” (Romanos 2:5,6) y “porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. . . de manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí” (Romanos 14:10,12), claramente enfocan la responsabilidad individual a la que se da prioridad en el Nuevo Testamento.
Estos pasajes deben ser vistos como la unificada enseñanza de las Escrituras, empezando con Moisés (Deuteronomio 24:16), continuando en los profetas (Jeremías 31:29,30; Ezequiel 18:1–4,14–16,18–20; Daniel 9:4, 5,7–9), y culminando con las enseñanzas de Jesús (Juan 8:11; 9:1–3).
Moisés había tratado de corregir el paganismo de sus días, pero para el tiempo de profetas el pueblo había vuelto a sus caminos paganos. Los profetas trataron de corregir el paganismo de sus días, pero para el tiempo de Jesús el pueblo había vuelto a caer en el pensamiento pagano.
La iglesia tiene hoy el testimonio de Moisés, de los profetas, de Jesús, y de los apóstoles, juntamente con el Nuevo Testamento, la plenitud del Espíritu, y los dones del Espíritu, incluido el don de discernimiento. No obstante, un gran porcentaje de la iglesia cristiana de hoy esta cayendo en el evangelio metafísico y pagano de la nueva era.
La iglesia en siglo XXI debe afirmar la suficiencia del sacrificio de Cristo tan inequívocamente como lo hizo al principio. Pablo declaró, sin temor a contradicción: “A vosotros, estando muertos en pecado y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente
la referencia es a los espectáculos romanos en que los emperadores y generales que ganaban una guerra marchaban por las calles de Roma con el botín y los prisioneros conquistados para mostrar tanto al ciudadano como al enemigo el poder del Imperio], triunfando sobre ellos en la cruz” (Colosenses 2:13–15). Ver también: Gálatas 3:13; 1 Corintios 6:9-10; Romanos 3:23-24


¿Qué podemos aprender del roce con esta herejía?

1. Las Escrituras son la única lámpara a nuestros pies y luz a nuestro sendero en que podemos confiar.
2. Las palabras del hombre sólo pueden llevarnos de vuelta a la esclavitud: por ejemplo, el temor. Tenemos que obtener todo el consejo de Dios en las Escrituras en vez de seguir la última decadencia teológica.
3. El hombre caído siempre busca soluciones rápidas. Casi todos los problemas encarados por las ceremonias de maldición generacional no pueden ser echados fuera o atados. Los problemas de conducta tienen que ser tratados en nuestro andar de discipulado. Necesitamos diariamente tomar nuestra cruz, considerarnos muertos al pecado y vivos a Dios en Cristo, traer a sujeción nuestro cuerpo, llevar cautivo cada pensamiento a la obediencia de Cristo, y renovar nuestra mente por la Palabra de Dios.
Un exorcismo (liberacion) “a la volada” de nuestras imperfecciones de carácter nos dejará decepcionados porque despertaremos el próximo día para descubrir que todavía tenemos esas imperfecciones. Jesús no nos ha llamado a una versión de método fácil del cristianismo. Él nos ha llamado al discipulado, a diariamente seguir al Maestro, sometiéndonos a su señorío, aprendiendo de Él, para llegar a ser más como Él.
4. Sirve para recordarnos el poder y la suficiencia de la sangre de Cristo.
5. Porque la maldición generacional nos ha llevado a retornar a la Biblia para reevaluar su mensaje, de nuevo se nos recuerda que nuestras obras tienen consecuencias, y que nuestra vida tiene un poderoso impacto en nuestros hijos, para bien o para mal. Por la manera en que viven algunos creyentes, es como dice el profeta Óseas: “Porque sembraron vientos, y segarán torbellinos” (Óseas 8:7).
Mucha gente en las iglesias necesitan de un verdadero arrepentimiento bíblico, una transformación, y el poder del Espíritu para que vivamos en forma ejemplar conforme al llamado de Dios.
Las palabras de Pablo claramente muestran que cualquier deuda de pecado que hayamos acumulado fue efectivamente cancelada gracias a la muerte vicaria o sustitutiva de Jesús. Además, Pablo afirma que los poderes y principados que nos tenían esclavizados en el pecado no sólo fueron vencidos y desarmados, sino también totalmente humillados.
La muerte de Cristo ofrece tanto el perdón de pecados como la liberación de la opresión y la posesión demoníaca a quienes se apropian de este sacrificio.
Conclusión: Las Escrituras nos enseñan que el sacrificio de Cristo es suficiente y completo para el perdón de nuestros pecados, que no estamos atados a los pecados de nuestros padres, cada quién es responsable de su propia vida y obras delante de Dios en forma individual. No necesitamos ceremonias ni ritos de exorcismo para ser libre.
“Así que, sí el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36)

¿ maldiciones hereditarias?

La enseñanza principal de esta herejía de la doctrina de la prosperidad,está enfocada en que las cosas malas que nos suceden son consecuencias de los pecados de nuestros antepasados: enfermedades hereditarias (Diabetes, Obesidad, Hipertensión Arterial, Cáncer, etc.), intentos de suicidio, divorcios, infelicidad, miseria, ruina, desviaciones sexuales, idolatría, etc.
Según esta teoría las cosas adversas que nos suceden se deben a maldiciones que nos llegaron por pertenecer a un grupo familiar cuyo árbol genealógico fue infectado por la iniquidad.
Los que enseñan acerca de la maldición generacional dicen que los delitos de una persona fueran genéticamente trasferidos a todos sus descendientes. La gente no sólo hereda la naturaleza pecaminosa de sus antecesores (la tendencia que todos tenemos de rebelarnos contra Dios), sino que también adquieren la maldad acumulada de sus antecesores.
Como resultado, Dios los culpa, no sólo por sus propios pecados, sino también por los pecados de sus antecesores. Además, Satanás tiene derecho a seguir manteniendo un reclamo legal contra los creyentes que no han tratado de una forma eficaz con sus maldiciones generacionales, resultando en fracaso, violencia, impotencia, profanidad, obesidad, pobreza, vergüenza, enfermedad, aflicción, temor, y aun muerte física.
Los proponentes de la maldición generacional luego dirigen su enseñanza a su próximo paso lógico. Ellos concluyen que la sangre de Cristo fue derramada por los pecados de cada persona, pero que deben dar un paso adicional para quitar la trasgresión que hayan heredado de sus antecesores.
Casi todos los maestros de la maldición generacional basan su enseñanza en alguna combinación de Éxodo 20:5,6; 34:6,7; Números 14:18; y Deuteronomio 5:9,10. Cada uno de estos textos contiene las palabras: “visitar la maldad (o iniquidad) de los padres sobre los hijos…hasta la tercera y cuarta generación.
La palabra clave de esta falsa enseñanza se encuentra en la palabra “iniquidad”. Según ellos, este término es una referencia a pecados graves que atan a personas aun después de convertirse. Estas iniquidades son identificadas como ataduras heredadas de los antepasados.
La palabra hebrea “Avvon” que es traducida como “iniquidad “, no es equivalente a “pecado”. Según El Diccionario hebreo Talmúdico de Strong: *5753 y *5771: “iniquidad” significa: malos hábitos” sinónimo de “mala conducta”
Lo que tenemos que tener claro es que el término en hebreo que se utilizó en Éxodo 20:5 para referirse a la maldad es el mismo que se usó en 34:7 para hacer referencia a la iniquidad.
Dicha iniquidad mencionada en estos textos se refiere a problemas de conducta que se aprende y no es algo genético que se hereda, evidentemente la conducta externa de los padres tiene influencia sobre los hijos, el ejemplo bueno o malo de los padres afecta a los hijos, pero esa está muy lejos de decir que son pecados que son heredados, lo que si es transferible desde el punto de vista genético son las enfermedades lo cual ha sido demostrado por la ciencia
Entonces la palabra iniquidad y maldad mencionados en estos textos bíblicos se refieren a la influencia parenteral sobre sus hijos y no a la maldición generacional.


Concepto erróneo de maldición:

Otro concepto errado es el concepto de maldición que estos predicadores manejan está relacionado con los poderes mágicos de la superstición pagana, equivalente a un hechizo o un encantamiento que llevado al ridículo es similar al embrujamiento que convirtió al hermoso príncipe en un sapo. Este tipo de mito no existe.
La palabra “maldición” tampoco aparece en ningún lado en estos textos bíblicos. Ellos quisieran ver la palabra “maldición” en lugar de “maldad”, pero ni el lenguaje ni el contexto les permite forzar el concepto dentro del pasaje. La palabra de Éxodo 20:25 es ‘âwon (generalmente traducida al español como iniquidad, maldad,), mientras que maldición es ârar.
Como vemos, tanto el castigo como la maldición sobre las generaciones venideras están ausentes del pasaje. Otro error de los maestros de la maldición hereditaria es ignorar totalmente el resto del pasaje, donde se enfatiza la misericordia de Dios sobre los que le aman y guardan sus mandamientos. Esto, automáticamente cancela cualquier pretensión de que un cristiano esté marcado por una maldición ancestral y deba ser liberado de ella.
En la Biblia vemos que sólo Dios tiene el derecho y el poder de invocar una maldición (Deuteronomio 28:15-68), aunque en ciertas ocasiones concede a los humanos el derecho de pronunciarla, pero siempre con su aval (Génesis: 27:29). Si bien cualquiera puede proferir una maldición con sus labios, de ahí a que se cumplan hay un largo trecho.
El Proverbio 26:2 establece que una maldición dañina dirigida hacia una víctima inocente es totalmente inefectiva. El único que maldice de verdad, vale la pena repetirlo, es Dios.
La maldición de Dios, aunque el término suene feo por la fuerza de la costumbre, es una revelación de Su justicia que afirma Su derecho a exigir completa obediencia de los humanos.
El único que realmente se reserva el derecho y poder de maldecir es Dios. Pero una maldición de parte de Dios es totalmente diferente al concepto pagano-mágico de la palabra. El primer uso de la palabra hebrea ârar ocurre en Génesis 3:17 (maldita será la tierra). Es un pronunciamiento de juicio sobre aquellos que quebrantaron un pacto.
Maldición, en el contexto bíblico, es una expresión de la justicia de Dios que se aplica sobre alguien o algo como consecuencia de una decisión personal e intencional de desobediencia contra Dios, entonces, pone distancia entre El y el pecado
No hay evidencias bíblicas ni históricas respecto a la maldición hereditaria
La frase “maldición generacional o ” o cualquier otra frase similar nunca aparecen en las Escrituras, no se encuentra en ninguno de los Testamentos. Esto en sí no es suficiente para desechar la enseñanza como no bíblica.
el hecho que la frase maldición generacional no se encuentre en las Escrituras debería alertar a los creyentes con criterio sobre la necesidad de ser cuidadosos en este asunto. Debe haber pruebas convincentes cuando se estudia todo el consejo de Dios.
El concepto de maldición generacional no se halla en las Escrituras. Cuando se lee Éxodo 20:5 y 34:6,7, etc., en su contexto del antiguo Cercano Oriente, y se interpreta propiamente, se elimina por completo la posibilidad de que estos textos apoyen la enseñanza de maldición generacional.
Las pruebas de diagnostico, los rituales, y las oraciones recomendadas por aquellos que enseñan la maldición generacional no se encuentran en las Escrituras. No hay tales pasos en la Biblia, la cual es nuestra única regla para asuntos de fe y práctica.
Si las maldiciones generacionales fueran una realidad, Dios habría dado las debidas instrucciones en las Escrituras respecto a cómo tratar con este problema.
Tampoco hay evidencias en la historia del iglesia cristiana sobre el tema, los apóstoles, ni los padres de la iglesia, ni lo líderes de la reforma lo mencionan; los escritos de estos temas aparecieron en los años ochenta en los libros de Peter Wagner, Derek Prince, Rebecca Brown y otros maestros contemporáneos.
Como es posible que en la Biblia ni los principales líderes de la iglesia por mas de 1500 años no hayan mencionado tan importante tema para el crecimiento y éxito de los cristianos. La guerra espiritual y la doctrina de la prosperidad van tomadas de la mano. Además, otras fuentes de ganancias para ellos además de la publicación de una lista interminable de libros en el tema son las conferencias o seminarios para romper maldiciones hereditarias.
¿Qué daño hace tomar livianamente las Escrituras y decir algunas oraciones extras? He aquí una lista incompleta de los efectos perjudiciales de la maldición generacional.
1. Niega la suficiencia de las Escrituras y requiere que se añadan a la Palabra de Dios pruebas, rituales, y fórmulas generadas por el hombre (compare 2 Timoteo 3:15–17; 2 Pedro 1:3–8).
2. Niega la perfecta obra de Cristo en la Cruz.
3. Tergiversa el evangelio de Cristo (véase Gálatas 1:6–9).
4. Niega la enseñanza bíblica de la responsabilidad personal. La popularidad de la doctrina de las maldiciones generacionales se centra en la corriente de la psicología moderna, se rehúsa a aceptar responsabilidad por sus propias faltas y pecados.

Los cristianos, en muchos casos, nos negamos a aceptar la verdad bíblica de que somos tentados de nuestra propia concupiscencia y ni aun el diablo puede obligarnos a pecar (Santiago 1:14). Hoy la iglesia, en gran parte, colabora en el plan de victimización de la sociedad moderna.
Todo el mundo es una víctima, ya sea de las circunstancias, de nuestros padres, del ambiente, de la herencia genética, de la sociedad, etc., y si bien en algunos casos puede haber una medida de verdad en esto, la tendencia general es a pensar que nadie es responsable por su propia conducta.
Esto no es verdad, de lo contrario la Escritura nos ha mentido en un sin número de pasajes que nos exhortan a una conducta santa, y que vamos a dar cuenta ante el Tribunal de Cristo. Dios no cree en el dicho :" El Diablo me hizo hacerlo.”
5. Nos acerca un paso más al paganismo de la nueva era del que fuimos llamados.
6. Pone exagerado énfasis en la obra del hombre, y da vueltas a la idea de una relación con Dios basada en las obras.
Continuaremos con la Segunda parte.
Dios les siga enriqueciendo en fe y conocimiento.

SIMILITUDES ENTRE LAS SECTAS DESTRUCTIVAS Y LAS IGLESIAS SECTARIAS


(Ocho puntos de coincidencia, desde una perspectiva cristiana)

"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" -Jesucristo-

"¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! dice el Señor. Por tanto, así ha dicho el Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice el Señor" (Jeremías 23:1-2)

¿Cómo diferenciar una Iglesia Cristiana de una iglesia sectaria? ¿Cómo diferenciar a una "oveja" que sigue al "Buen pastor" de un "borrego" que sigue al "lobo" sin saberlo?
Difícil tarea, ya que las diferencias entre una vida de santidad y compromiso con el Evangelio del Señor Jesús y el fanatismo, fariseísmo, legalismo o embobamiento religioso pueden ser muy tenues.
Por esto, tratar con personas que han caído en las redes de una iglesia sectaria no es cosa fácil: Tu interés en conducirles a la verdadera fe de Jesús de Nazaret y a una vida cristiana ordenada será confundido con un “ataque del diablo”. Las enseñanzas de la Palabra de Dios sobre la santidad, el dominio propio y la verdadera consagración a Dios serán tomadas por “anticuadas ideas religiosas”.
Los argumentos con los que como cristiano te vas a encontrar no son ideas mundanas, sino versículos de la Biblia mal entendidos o manipulados por ideas de hombres. Lo que la Palabra y los primeros cristianos tomaron por herejía serán en su lugar presentados de modo sutil como la “ultima gran unción o mover del Espíritu Santo”... Una vida en la Libertad con la que Cristo nos hizo libres, será tomada como libertinaje por aquellos de los cuales escribió el apóstol Pablo:
"Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro" (Tito 1:15)
Parece difícil, pero no lo es. Jesús de Nazaret dijo “por sus FRUTOS los conoceréis”, fíjate que dijo FRUTO, y no “por sus OBRAS...” Si miramos el fruto a medio-largo plazo en las personas que, buscando muchas veces con toda sinceridad un mayor compromiso de vida con el Señor, ingresan en una secta pseudo-cristiana, verás que no glorifica en nada Al que dio su vida por nosotros(intentan glorificar a Dios a traves del dinero): ,pero tienen  Falta de carácter, doblez, cobardía, hipocresía, maniqueísmo, fariseísmo, holgazanería, fanatismo, borreguismo, deseos de agradar al líder de su congregación más que a Jesús, deseos de ser reconocidos, abandono de las obligaciones con su familia, deshonra a los padres, analfabetismo Escritural, herejías, etc. Y más a largo plazo el fruto es terrible: Nervios destrozados y visitas a psicólogos o psiquiatras, divorcios, enfermedades, locura, abandono de la fe, vuelta a la anterior forma de vida... e incluso renegar del Señor.
Pero ¿que es una secta? ¿como es una secta destructiva y en que se parece o qué tiene en común a ella una iglesia sectaria? Te propongo que leas estos resumidos puntos que a continuación te detallo para que tú mismo reflexiones:

1. PROSELITISMO


"...porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros..." (Mateo 23:15)
En una secta destructiva, para captar a un nuevo prosélito se le mostrará la secta como un nuevo hogar, un refugio, una vía de escape, se le prestará una atención exquisita, se le oirá, comprenderá y atenderá, se le dará coba si es necesario, y se le mostrará un falso amor que después de que haya sido captado se tornará en indiferencia, manipulación, y esclavitud en todos los sentidos.
El objetivo de captar prosélitos no es otro que tener máquinas de hacer dinero para la propia secta.
En una iglesia sectaria se removerá cielo y tierra para atraer un nuevo miembro. En un principio se le mostrará una gran semblanza de piedad, de fraternidad, amor, altruismo, se le ocultará el verdadero estado de dicha congregación. El dirigente de la misma pasará ahora tiempo escuchándole, atendiéndole y haciéndole sentirse aceptado y amado.
Más tarde vendrá la indiferencia: El nuevo miembro se convertirá en un número más para agrandar la congregación y con ello el ego de su dirigente. Se le predicará un "evangelio" acomodado con las circunstancias o sencillamente otro "evangelio" diferente al de la Biblia.
No se le enseñará la palabra de Dios, ni se tratará de hacer de él un discípulo de Jesús, sino que por el contrario, se le adoctrinará con fábulas y enseñanzas que llenan el intelecto con supuestas “grandes revelaciones” para hacer de él un borrego y un analfabeto bíblico, o bien se le convertirá en un "monstruito" legalista e inflexible incapaz de mostrar la vida de Jesús a los no cristianos. Se removerá cielo y tierra para hacer un nuevo prosélito, y cuando lo hayan adoctrinado lo harán peor que ellos mismos.

2. VICTIMISMO

"...Porque no nos ha dado Dios espíritu decobardía..." (2ª Tim 1:7)
Una secta destructiva se caracteriza por el victimismo: El resto del mundo les persigue, no les comprende, especialmente se hace notar que el líder del grupo es alguien incomprendido. De este modo se consolidan los lazos entre sus miembros y se refuerza la sensación de pertenencia a un grupo y simpatía por el “pobre” lider. Es dentro de la secta que se está protegido del mal que reina en el mundo. Salir de la secta es entregarse a ese mal y es lo mismo que un suicidio.
Una iglesia sectaria se caracteriza por hacerse a sí misma víctima de una pretendida religiosidad o fariseísmo del resto de las iglesias de su zona de influencia. El lider de esta iglesia es una víctima de la incomprensión de los demás, blanco de sus críticas. De este modo las relaciones con otras iglesias, a las que se considerará de manera eufemística enemigas, se ven reducidas a la mínima expresión y es más difícil que un miembro abandone la iglesia o que busque alternativas verdaderamente cristianas. Los líderes de este tipo de iglesias usarán la manipulación emocional de la pena o la lástima, haciéndose a si mismo víctimas, para esconder su propia cobardía a la hora de afrontar como verdaderos hombres sus responsabilidades. No te equivoques: ellos NO SON LAS VÍCTIMAS, ellos son LOS VERDUGOS.


3. MANIQUEÍSMO

"...a unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola..." (Lucas 18:9)
Una secta destructiva es maniquea por naturaleza: esto es, ellos son los buenos absolutos y los únicos poseedores de la verdad, mientras que el resto del mundo es malo y está engañado y en el error. Salir de la secta supone en este sentido la negación de la verdad y el bien. No hay matices: Se conducen por categóricas afirmaciones absolutas del tipo: “aquí dentro está el BIEN, afuera está el MAL”. No hay salvación afuera de la secta. Solo puede ser uno salvo perteneciendo a la secta. En una secta destructiva otro de los elementos claves, aunque parezca contradictorio con el hecho de que se está destruyendo la personalidad de las personas, es que se potencia el "ego" de sus miembros, haciéndoles parte de una élite de iniciados a la que creen firmemente pertenecer.
Una iglesia sectaria se caracteriza por creerse la más avivada espiritualmente hablando, la más libre, la mejor. Por alardear de tener la “última revelación del Espíritu Santo”, o la “Unción del Espíritu Santo” más novedosa. Por estar siempre a la última en cuanto a nuevos “movimientos espirituales” y cosas semejantes. Otro recurso en el caso de ciertos grupos más rigurosos es tachar a las demás iglesias de frías o apóstatas, de demasiado liberales. Solo ellos son los "puros" y "cataros" respecto a la Sana Doctrina. Son las demás iglesias, especialmente las más cercanas a su entorno de influencia, las “muertas espiritualmente”, “religiosas”, farisaicas”, etc. Es por ello que difícilmente un miembro que quiera salir de la misma se atreverá a buscar consejo en otra iglesia, incluso aunque esta sea verdaderamente cristiana. En el fondo se hace lo mismo que en la secta destructiva, pero de manera velada: se termina por hacer creer al miembro de este tipo de congregaciones que fuera de las mismas no se puede ser salvo o vivir en plenitud la fe cristiana, aunque no se diga abiertamente.
De este modo los responsables de estas congregaciones se crean su pequeña "burbujita de cristal" donde vivir a lo grande sin que nadie los moleste o confronte. Mientras que ellos normalmente no "pegan palo al agua" y no salen de su "mundo eclesiástico", los fieles son los que trabajan, sufren y padecen.

4. LIDERAZGO INDISCUTIDO


"...Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis..." (Mateo 7:15-16)
En una secta destructiva, éste es uno de los más fuertes indicios para reconocerla: La presencia de uno o varios lideres a los que los adeptos a la secta consideran como “mesías” o “escogidos” y en algunas ocasiones encarnaciones de “dios”. Personas con un carisma especial y gran capacidad de persuasión y manipulación. Su palabra, enseñanzas y decisiones son indiscutibles, se consideran revelaciones y parámetros absolutos de conducta para los sectarios. Se convierte en un sustituto de los padres, amigos, marido o mujer.
En los peores casos se producen abusos físicos, síquicos o sexuales por parte de estos líderes hacia miembros de la secta. Además el componente económico repercute en beneficio del lider y no de los miembros del grupo.
Enfrentarse al lider puede significar la expulsión de la secta, cuando no las amenazas, violencia síquica o física o la misma muerte.
En una iglesia sectaria, el “No toquéis a mis ungidos” se usará por el líder de la misma como “patente de corso” que le confiere el don de la infabilidad. Es un pequeño “papa”. Cristo se le revela de manera personal y excepcional (incluso a veces, en ciertos grupos, afirmará que se le habrá aparecido de manera física y personal). Se investirá alegremente a si mismo de títulos como "apóstol", "profeta" o cosas similares. Sus decisiones, enseñanzas y puntos de vista se ponen veladamente al mismo nivel de la Palabra de Dios. Mientras que él es inflexible con quienes cometen errores, a él se le debe excusar todo (a fin de cuentas, te dirán, es humano). Se le considera dotado de una “unción” o don especial por encima del resto de los fieles, se le admira sobremanera y se le toma como punto de referencia.
En el caso de grupos más "ortodoxos" o "legalistas", se excusará la unión con otras iglesias de su misma denominación alegando que el ecumenismo no puede traer nada bueno, cuando las uniones de iglesias sirven (o deberían servir) para ayudarse y no para controlarse. De este modo el líder del grupo, ante sus arbitrariedades e irresponsabilidades, no tendrá que dar cuenta a nadie de las mismas. Si quieres un consejo, mi querido amigo: Huye como de la lepra de las iglesias donde no haya nadie a quien el pastor o líder religiosos tengan que dar cuenta.
Estos líderes despóticos y farsantes se convierten en un sustituto de los padres, amigos, marido o mujer.
La manipulación es semejante a la de una secta destructiva: Económica, emocional, doctrinal. Se inmiscuye en las relaciones matrimoniales, fraternales, etc. de los miembros para su propio provecho y para controlar.
Se podrá predicar algo parecido a la "Sana Doctrina", pero después, en la vida eclesial o en la vida corriente, el líder tratará de que todos piensen como él y tengan su mismo punto de vista (por otro lado, el único válido y bíblico).
Se usa el púlpito y las enseñanzas de la Biblia para manipular a la congregación y se impide tener criterio propio o una fe personal (nada más alejado de los valores de los héroes de la reforma contra el papismo de siglos pasados). Es normal en estos pastores, líderes o sacerdotes farsantes y manipuladores hacer esto porque en realidad su cobardía hace que no se atrevan a confrontar a las personas cara a cara.
Cuestionar a uno de estos pequeños "pontífices" o pensar diferente a ellos, aún en pequeñas cuestiones doctrinales, significa la expulsión de la congregación y la ruptura del contacto con el resto de los fieles.


5.“LAVADO” DE CEREBRO

"... no os hagáis esclavos de los hombres..." (1ª Cor 7:23)
En una secta destructiva toda iniciativa propia, todo atisbo de personalidad, espíritu critico, lógica, razón, moral, la capacidad de reflexión, criterio y sentido común son borrados de la mente del adepto por medio de un adoctrinamiento permanente. Adquirirá un lenguaje especial, una tono de hablar especial, gestos, formas de vestir raras, etc. Se producirá una “regresión a la infancia”: Es más cómodo no pensar y dejarse dirigir, no luchar. Las personas sumisas son las más fácilmente manipulables. Los amigos, familiares y relaciones sociales son sustituidos por el lider y los demás adeptos. El adepto se termina convirtiendo en un esclavo, en un pelele en las manos de su lider.
En una iglesia sectariala situación es similar: Manipulando la Biblia se puede obtener cualquier doctrina. El miembro de la congregación sectaria, por miedo a desagradar a los hombres, aceptará doctrinas impuestas, pensamientos e ideas humanas vestidos de piedad por muy locos que estos puedan parecerle, actitudes lunáticas que asustarían a cualquier persona normal. Comenzará a hablar con un vocabulario y un tono de voz común al resto de su congregación. Se producirá también en otra medida una “regresión a la infancia”: Es más cómodo no pensar y dejarse dirigir, no luchar por una fe y relación con el Señor propias y aceptar la fe del líder de su iglesia. Los amigos, familiares y relaciones sociales se satanizan y éstos son sustituidos por el líder y los demás miembros. El prosélito se termina convirtiendo en un esclavo de las opiniones de los demás miembros de su congregación, en un pelele en las manos de su Líder religioso.

6. MANIPULACIÓN ECONÓMICA

"...su dios es el vientre..." (Filipenses 3:19)


En una secta destructiva esta es una de las principales motivaciones del lider: La obtención de beneficio económico (cuando no el poder, sexo o cosas semejantes). La recaudación de fondos disfrazada de proyectos altruistas y beneficiosos es una de las principales obligaciones de los adeptos: Pueden vender propiedades, dar sus sueldos, dejar el trabajo y cosas semejantes para agradar al líder, llegando a descuidar la manutención de sus propias familias.
Lo sutil de los métodos que se usan para esto hace imposible un resumen de los mismos.
En una iglesia sectaria no basta con las normales y necesarias aportaciones económicas fijadas por las enseñanzas de la Biblia. Un gran porcentaje de sermones tratan de la “bendición del dar” y de la “maldición del no dar”, se da más importancia a esto que a predicar sobre la santidad y cosas semejantes.
A estos "espabilados" les es más fácil pedir que trabajar. Viven en su pequeño mundo, que se han ido construyendo poco a poco a base de los demás, y no van a dejar que cualquiera venga a estropearles su pequeña parcela de "cielo en la tierra".
Generalmente el líder de nuestra pseudosecta cristiana es el más bendecido por las aportaciones de los fieles, no importa que algunos miembros estén pasando penuria.
En general su casa, su sueldo, su coche, están por encima de la media de la iglesia, sin que los haya ganado con el sudor de su frente. Es muy raro encontrar a uno de estos líderes que haya tenido alguna vez un trabajo estable y regular. Les gusta muy poco trabajar, y al final en algunos casos ("evangelio de la prosperidad" por ejemplo), la mayor parte de los miembros a su vez no tiene trabajo, están viviendo como parásitos de las ayudas sociales o mirando al cielo esperando que otros les bendigan económicamente.

7. SALUD

"...no tentarás al Señor tu Dios..." (Mateo 4:7)

En una secta destructiva, la salud y las sanidades milagrosas suelen ser uno de los temas estrella. La sustitución de los métodos de la medicina tradicional por la meditación, medicinas alternativas, dietas especiales, curanderismo, imposición de manos del lider y cosas semejantes han llevado a muchas personas a un deterioro grave de su salud e incluso a la muerte. En todo caso es propio de este tipo de sectas el poner en relieve los errores de la medicina tradicional con el fin de potenciar la esperanza en sus propios métodos y obtener beneficio de la desesperación de los demás.
En una iglesia sectaria se sustituyen los genuinos milagros por el “milagreo”, se lleva a abandonar, en nombre de una mal entendida fe, la medicación impuesta por los profesionales de la sanidad. Se fomentan los testimonios entusiastas (pero nunca documentados médicamente) de aparentes y tan curiosas sanidades como un dolor de cabeza, un dolor de muelas, el estiramiento de una pierna y cosas semejantes, que llevan a las personas con enfermedades graves (SIDA, Cáncer, etc.) a caer en el error de dejar de tomar precauciones, medicinas, etc.
Personalmente he conocido personas que han puesto seriamente en peligro su salud en nombre de una fe que en ocasiones no es sino tentar a Dios.
Alguien dijo que en el infierno debería haber un sitio especial para los que trafican con las desgracias y la desesperación de la gente.

8.ABANDONO DEL GRUPO
"...puestos los ojos en Jesús..." (Hebreos 12:2)



En el caso de sectas destructivas, el tratar de abandonar el grupo puede estar castigado con la muerte. Generalmente el que trata de dejar el grupo es sometido a una fortísima presión.
Salido del grupo se prohíbe al resto de los adeptos tener ningún tipo de contacto con el “descarriado”, se habla de él como un traidor, un endemoniado, un elemento peligroso y dañino.
A todo esto se une que no tiene otros amigos o referencias que los que la secta le ha estado proporcionando durante años, por lo que se pueden causar sentimientos de culpabilidad, temor, vacío, etc. y graves trastornos de personalidad.
En una iglesia sectaria se tachará de apóstata, oveja negra, elemento dañino y cosas semejantes al que la abandone.
Sutilmente o no, se procurará que el resto de los fieles no tomen contacto con él. Se darán casos en los que incluso miembros de una mismas familia, profesantes de la fe cristiana, rompan toda relación los unos con los otros.
Quien abandona la iglesia sectaria aunque sea para integrarse en una congregación cristiana, se pierde: se ha vuelto un religioso, “nunca fue verdaderamente de los nuestros”. Se le asesina dos veces, por un lado con la expulsión, y por otro lado con las crueles y despiadadas palabras que le siguen detrás, sin que se le de derecho a defenderse.
La condenación y temor que se impone sobre quien trata de dejar la pseudosecta pueden causarle graves trastornos emocionales.

Nota Final: Dios quiera que con estas palabras pueda ayudarte a no caer en las garras de un grupo sectario o despótico, y que si estás en él, al menos puedas tener tus ideas más claras y que si un día pasas a ser víctima, no digas que nadie te advirtió.
Ahora te dejo con una cita que quizá te haga reflexionar algo más:
"Debe tenerse mayor cuidado y precaución frente a los necios que frente a los malvados" (D. Bonhoeffer, Pastor Protestante asesinado por los Nazis por ser uno de los pocos que alzaron su voz para denunciar el antisemitismo y el holocausto)