Google+

El nombre de JESUS


En estos ultimos tiempos, ademas de menospreciar las escrituras,colocando dudas sobre su veracidad,el canon,rebajando a Cristo a un nivel inferior a la del Padre,tambien  lo hacen con SU NOMBRE.
Seguramente habran escuchado o leido por ahí que JESUS  es un nombre falso,deribado
 Del paganismo y que no deberia ser usado.
Algunos inclusive van más lejos diciendo que “Jesús” se deriva de “Zeus”.
Muchas personas, incluyendo algunos judíos mesiánicos usan el nombre hebreo “Yeshua” (יֵשׁוּעַ) para Jesús.
Y usan la expresión hebrea de “YESHÚA HAMASHIAJ” en vez de la expresión castellana de “Jesús el Mesías”.
la traducción del Nuevo Testamento al castellano no se hizo basándose en textos hebreos o en latín! El Nuevo Testamento fue traducido directamente desde textos griegos (es el Antiguo Testamento el que está en arameo y hebreo).
La palabra griega para Jesús, es, “Iēsous”, Cuando “ fue traducido al español, se convirtió en Jesús.
¿debemos decir “theos” cuando queremos decir “Dios”, debido a que esa es la manera como se pronuncia Dios en griego? ¿Debemos pronunciar la palabra en griego “soter” en vez de decir la palabra en español, “salvador”?
Todo el Nuevo Testamento fue escrito en griego y la palabra Jesús es la palabra usada en la traducción al español. No es la palabra hebrea (יֵשׁוּעַ,) “Yeshua
Es lo mismo que decir Miguel en  español,pero que en ingles se escribe Mickael, y en Hebreo Mijael
SIGUE SIENDO MIGUEL.
Según el idioma, así se pronuncia o escribe su nombre de Jesús, veamos:
Idioma Variante
Árabe: `Isà عسى / Yesū`(a) يسوع
Español: Jesús – Josué
Euskera: Josu – Iosu
Griego: Ιησούς (Iisoús)
Hebreo: Yeshúa [יֵשׁוּעַ ] – Yehoshua [יְהוֹשׁוּעַ]
Inglés: Jesus /ˈdʒiːzəs/ – Joshua
Irlandés: Íosa
Italiano: Gesù
Noruego y Polaco: Jezus (Iezus)
Ruso: Иисус (Iisus)
lo importante en el contenido doctrinal del Nuevo Testamento. radica en el título otorgado, que es “SEÑOR Y CRISTO”. Y el término Señor en el sentido griego significa “KYRIOS”] o sea Señor, soberano, reinante, dueño, y este es en sí el fundamento en el cual debemos creer y fundamentar nuestra fe. Veamos lo que dice las escrituras: Pedro afirmó “Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo”. Hechos 2:36. 
Pablo afirmó “Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven” Rom 14:9, y en Romanos 10:9 ordena confesar a Jesús como Señor (Kyrios) y en eso se fundamenta nuestra salvación
No importa en qué idioma pronunciemos el nombre del Señor
Si algunos quieren acercarse a sus raices judias de su fe y lo quieran llamar yeshua
el poder del nombre no está en la pronunciación, sino a qué persona se refiere, a nuestro Señor, Redentor y Rey.

El diablo usando su misma tactica : haciendonos dudar de la veracidad de la Palabra de Dios.


La Palabra de Dios que nosotros usamos en español ha sido atacada a través de los siglos desde su misma traducción. La verdad es que Satanás comenzó a poner dudas de la veracidad de la Palabra de Dios, en la mente del hombre, desde el jardín de Edén.
El ataque contra las Escrituras no es nada nuevo, el diablo siempre se las arregla para encontrar sus emisarios para tratar de destruirla o por lo menos desacreditarla.
Lo que hoy conocemos como el “Canon Biblico” que consta de 66 libros inspirados de parte de Dios,para muchos no lo es.
 De esta manera para justificar “sus nuevas revelaciones” o “inspiraciones” colocan un manto de duda sobre la verdadera Palabra de Dios revelada a traves de las Sagradas Escrituras.
Si el cristiano duda de la veracidad de la Biblia ¿ no les parece que el enemigo logro su objetivo como lo hizo con Eva?
 John Wycliffe tradujo la Biblia al inglés, Martín Lutero al alemán, Juan Calvino al francés, Casiodoro de Reina al castellano. Dios bendijo las publicaciones de estas traducciones para ponerlas al alcance del pueblo, con la invención de la imprenta por Gutemberg en el año 1435.
 Los judíos siempre han reconocido hasta nuestros días, solamente los 39 libros del Antiguo Testamento que contienen las Biblias evangélicas. Por lo tanto, si ni los judíos, a quienes les fue confiada la Palabra de Dios, ni el Señor Jesucristo, ni sus apóstoles reconocieron como inspirados divinamente los libros apócrifos
¿Por qué 53 obispos en el concilio de Trento en el año 1546, fecha en que se hallaba en pleno apogeo la Reforma, insistieron en considerar a los libros apócrifos dentro del canon de las Escrituras Sagradas?

Hoy en dia muchos intentan mezclar libros apocrifos con los verdaderamente inspirados por Dios. 

Para ellos,existen cartas “perdidas” o libros que fueron quitados… Estamos hablando de un Dios Soberano,que tiene cuidado hasta de los cabellos que caen de nuestra cabeza ¿ cuanto no mas de su Palabra? ¿ O sea que para estas personas,Dios no es lo suficientemente Soberano,y el hombre”metio la mano” y lo que hoy conocemos como BIBLIA no es la Palabra de Dios ?
No hay “libros perdidos” de la Biblia o libros que fueron quitados de la Biblia. Hay muchas leyendas y rumores sobre libros “perdidos,” pero ninguna de estas historias es verdadera. Cada libro que Dios designó e inspiró para estar en la Biblia, está en la Biblia. Hay literalmente cientos de libros religiosos que fueron escritos en el mismo período de tiempo que los libros de la Biblia.
En (Jud 1:14-15) aparentemente Judas hace mencion a un libro apocrifo de la epoca ,hoy conocido como el “libro de Enoc” en (Jud 1:9) se menciona a “Miguel disputando por el cuerpo de Moises” Judas se refiera a un antiguo libro llamado La asunción de Moisés. Otro ejemplo : el Apostol Pablo dijo ( Tit_1:12) Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos. Pablo se refiere a una línea de un poema de Epiménides, un poeta y filósofo que vivió en Creta 600 años antes Los Judios al igual que hoy en dia los cristianos utilizaban literaturas extra Biblicas . ¿ POR QUE EL APOSTOL PABLO CITO ESE POEMA HAY QUE INCLUIRLO EN EL CANON
 Para muchos la Biblia no fue inspirada por Dios,sino que fue una creación e invencion del hombre
(2Ti 3:16) Toda la Escritura es inspirada por Dios...(2Pe 1:21) porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.
El término “inspiración” se refiere al control sobrenatural de Dios en la creación, producción y preservación de los dos Testamentos-
 La profecía de la Escritura,lo que ella dice, predica, enseña, etc.fue traída por medio de los santos hombres de Dios que hablaron “siendo inspirados” por el Espíritu Santo.
. El Espíritu Santo inspiró muchas profecías que los mismos profetas no podían entender. Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que ven La Escritura,
entonces, no es una obra humana (hecha por la voluntad del hombre) sino una de Dios (hecha por la voluntad de Él). Dios la inspiró y luego la preservó Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. [2Tim 3.15-17]
LA PALABRA DE DIOS,LOS PENSAMIENTOS DE DIOS,ETC ES LO QUE ESTA ESCRITO EN LA BIBLIA. DECIR QUE LA BIBLIA NO ES LA PALABRA DE DIOS ES LO MISMO QUE DECIR QUE LAS ESCRITURAS DONDE DICEN QUE FUERON INSPIRADAS POR DIOS ,NO SON VERDADERAS
 Muchos hoy en dia muchos quieren ir mas alla de lo que Jesus enseño,mas alla de las enseñanzas de la iglesia primitiva,mas alla de la Palabra profetica mas segura a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro ( 2Pe_1:19) Parece que la moda es “refutar” las enseñanzas historicas y establecer las “nuevas revelaciones” de estos nuevos hombres”inspirados”.
PERO LA ENSEÑANZA ES CLARA: 
 (1Co_4:6) Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a NO PENSAR MAS DE LO QUE ESTA ESCRITO, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros.
Suena incoherenete hablar de un Dios que inspira su Escritura,pero no tiene poder para preservarla.
 (1Pe 1:25 ) Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.
PERO HOY MUCHOS ESTAN USANDO LA MISMA TACTICA QUE LA SERPIENTE ... INTENTANDO QUE EL CRISTIANO DUDE DE LA PALABRA DE DIOS.
(2Co_11:3) Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.
Por un lado nos encontramos con un grupo como los judios antiguos que solo buscaban "señales",milagros y show (1Co_1:22)
Y por el otro un grupo como los atenienses  (Hch 17:21)  Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.

Adventistas y su intencion de eternizar la ley


Dios hizo un pacto con Abrahám y el pacto comprendía UNA promesa. ¿Cuál era ésta?
Que en la simiente de Abrahám serían benditas (dichosas, felices) todas las naciones de la tierra.
¿Y cómo recibirían esa bendición, por la fe ó por las obras? La respuesta que da Pablo es que sería por la fe.
¿A qué simiente se refería la promesa de Dios?: A CRISTO (Gálatas 3:16) “Y a tu simiente la cual es Cristo”. El estudiante de la Palabra de Dios debe tener en cuenta que ésta era una promesa hecha por Dios, y basada en la soberanía de su infinita misericordia; no había mediador alguno aquí, porque la promesa no encerraba ninguna condición a la cual ambas partes debían sentirse obligados a cumplir. Aquí Dios promete y el hombre, miserable e indigno recibe. Dios le promete bendecirlo en Cristo, y es Dios quien lo promete y quien lo hará.
 Pero ahora dice Pablo, y lo basa en el Antiguo Testamento, que 430 años después de esta promesa dada por Dios a Abrahám, Dios dio el pacto de la ley. (Gálatas 3:17). Pero este pacto no descansaba en la gracia soberana de Dios, sino que había aquí dos partes, y dos partes que estaban en desacuerdo, por lo cual fue necesario UN MEDIADOR (un árbitro), (Gálatas 3:19-29) que fue Moisés.
 Este pacto estaba condicionado: Dios lo proponía con las bendiciones y maldiciones inherentes y el pueblo se comprometía a cumplirlo, ¿Cuál fue el resultado? Que Dios cumplió con su parte, pero el pueblo no. El pueblo violó y traspasó el pacto de la ley porque no cumplió con su parte.
De esta manera demuestra Pablo en su razonamiento lo frágil del pacto de la ley y lo indisoluble del pacto de la gracia, donde propiamente no había sino una parte, “que era Dios quien por gracia promete libremente”. Y ahora viene esta muy lógica pregunta de Pablo:
¿De qué, pues, sirve la ley?
O en otras palabras: ¿Cuál fue entonces el propósito de Dios al dar la ley? ¿Qué relación guardaba el pacto de la ley con el pacto de la gracia?  el mismo Pablo responde a esto:
La ley fue puesta 430 años después de hechas las promesas, “por causa de las rebeliones”. ¿Con carácter temporal ó eterno? Con carácter puramente temporal. ¿Hasta cuando? “Hasta que viniese la simiente” en quien descansaba la promesa. ¿Quién era esta simiente? Cristo.
 Luego, la ley tuvo su principio, y fue 430 años después de las promesas hechas a Abrahám, y en los propósitos de Dios estaba que no sería con carácter permanente sino “hasta que Cristo viniese”. Y la causa que motivó que Dios diese el pacto de la ley, fueron las continuas rebeliones del pueblo de Israel. Y aquí hay otro contraste digno de mención. La promesa dada a Abrahám, incluía una bendición para todas las naciones de la tierra. “Mientras que la ley aunque era con las simientes de Abrahám, según la carne, no tenía que sino con una nación”.
 “El pacto de la ley fue temporal; no había de durar, como dice el texto, sino hasta que viniese la semiente prometida. Fue transitorio”. El pacto de la ley, por ser inferior (al de la gracia)
 el pacto de la ley, 430 años después de la promesa, fue añadido. ¿Qué significa añadido? Pues que fue añadido a “algo” que existía antes. ¿Qué fue lo que antes existió? El pacto de la gracia y la promesa del pacto. El pacto de la ley no vino para anular lo que le precedió, sino que vino para serle ayo”, para servir de ayuda, de siervo. “Fue puesto por causa de las rebeliones: Mejor, “fue añadido por causa de las transgresiones”. ¿Añadido a qué? Como un apéndice temporal al pacto de la gracia establecido (antes) con Abrahám”. “El objeto de la ley no es el de prevenir el pecado, sino el de descubrir el pecado”. El objeto de la ley es condenar y no el de dar vida. “Si la ley dada pudiera vivificar, la justicia sería verdaderamente por la ley”. Pero la ley no podía dar vida. La ley entonces fue como un paréntesis, en el tiempo entre Abrahám y Cristo. Su verdadera misión fue y es convencer al hombre de que es pecador y que impotente para salvarse por sí. Por eso afirma Pablo: “Antes que viniese la fe, estábamos guardados bajo la ley, encerrados”. Y en Romanos 7:6, dice: “Estábamos detenidos”. Así que la verdadera misión de la ley fue y es convencer al hombre de sus pecados, de la imposibilidad en que se halla de salvarse a sí mismo y guiarlo a Cristo. En cuanto a los creyentes del Antiguo Testamento “ellos eran justificados a base de observar la ley de TIPOS previstos por “la ley” hasta que Cristo viniese”. “De manera que la ley fue nuestro ayo para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe. Mas, venida ya la fe ya no estamos bajo ayo” (Gálatas 3:24,25). La ley fue mi ayo, que me convenció de mis pecados, me guió a Cristo y ahora no estoy bajo la ley, sino bajo la autoridad y gracia de Cristo”. “La ley fue nuestro ayo para llevarnos a Cristo” y allí terminó la misión a ella encomendada, nada más puede hacer, nada más se le demanda a aquellos que están en Cristo, “Ya no estamos bajo el ayo”.
 ¿Quiéres algo más claro que esto? Pocas cosas hay en la Escritura más claramente determinadas. “Al venir el objeto de la fe (Cristo), los herederos de la fe, ya no están bajo la ley. No estamos bajo el ayo”. En muchas partes Pablo arguye contra cualquier recaída en el judaísmo.
Todo el libro de Hebreos está escrito sobre este asunto.

Resumiendo el pasaje de Gálatas 3:19-25, diremos: 
 1. La ley era para antes que viniese la fe y por tanto de carácter temporal.
2. La misión de la ley fue convencer, encerrar bajo convicción de pecado a todos, con el propósito de salvarnos por la fe en Cristo.
3. Que la ley fue para llevarnos a Cristo, pero una vez en Cristo, nada tenemos que ver con la ley. Con esto concuerdan las palabras de Pablo dadas en Romanos 10:4: “Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree”. Esto como quiera que se mire, dice que la ley termina en Cristo. ¿Dónde termina la ley de Moisés? En Cristo. ¿Qué fin persigue la ley de Moisés? Llevarnos a Cristo, para que creyendo en él seamos justificados. No hoy otra interpretación posible a este pasaje terminante. Léase en conexión con Gálatas 3:19, 24-25, Lucas 16:16 y Mateo 17:1-8. ¿Cómo le llama Pablo al ministerio de la ley?, “Ministerio de muerte”. “Ministerio de condenación”. ¿Qué había de pasar con este ministerio de muerte y condenación? Había de perecer (verso 11). Había de ser abolido (verso trece). ¿Qué había de ocupar el lugar de ésta ley? “El ministerio del espíritu” y “El ministerio de justicia”. El adventista que pretende eternizar los mandamientos de las dos tablas de piedra, ¿tiene en cuenta este pasaje? Evidentemente que no, porque aquí se afirma que aquello era temporal, que había de ser “abolido”.
Encontramos que los adventistas siguen predicando un “ministerio de muerte y condenación”. A ellos “hasta el día de hoy les queda el mismo velo no descubierto en la lectura del Antiguo Testamento, el cual por Cristo es quitado” (2ª Cor. 3:14). La famosa alegoría de Pablo: “Abrahám tuvo dos hijos, uno de la sierva y otro de la libre”. Uno nació según la carne y otro de la promesa. Pero estas dos mujeres representan dos pactos, el de la promesa, el hijo de la libre, y el de la servidumbre, el hijo de la esclava. La esclava Agar, simbolizaba la ley del Sinaí. “El pacto de obras, de muerte y condenación con su centro en los diez mandamientos, el que quedó cumplido en la obra expiatoria de Cristo por el cual abrió las puertas de la libertad” Tu no puedes ser hijo de Sara e hijo de Agar; no puedes ser Isaac e Ismael. Tiene que ser uno ú otro, pero uno solo. No puedes tener un pie en Sinaí y otro en el Calvario. ¿Qué eres? ¿Libre o esclavo?

Manipulando el antiguo testamento


Los predicadores de la prosperidad con frecuencia citan promesas del Antiguo Testamento y de la Ley de Moisés (como los que se encuentran en Deuteronomio 28).
 Pero se necesita recordar que a pesar de cuan próspero o rico fue un santo en el Antiguo Pacto, no es igual con cada creyente bajo el Nuevo Pacto. 
Es peligroso tomar una escritura fuera de contexto. Las bendiciones y las maldiciones de la Ley no se aplican en la misma forma a los creyentes bajo el Nuevo Pacto. 
No podemos mezclar el Antiguo Pacto con el Nuevo, el vino viejo con el vino nuevo (Mateo 9:17). El Nuevo Testamento nos dice que ya no estamos bajo la Ley (Gálatas 3:10, 4:21). Nos enseña que hemos “muerto a la Ley” (Romanos 7:4) y que la Ley “perece” (2 Corintios 3:11). 
También deja en claro que el Antiguo Pacto es viejo, se envejece y “está próximo a desaparecer” (Hebreos 8:13). Es contra la enseñanza de la Palabra de Dios, contra el Nuevo Pacto, bajo cual actualmente vivimos, el escoger bendiciones y maldiciones del Antiguo Pacto y aplicarlas a los creyentes en Cristo bajo el Nuevo. 
Ya no estamos bajo el Antiguo Pacto, y nada de ello se vincula con el creyente en Jesús del Nuevo Pacto que es justificado libremente por la gracia (Romanos 3:24)
Esto no significa que la Ley no es importante, porque es todavía la Palabra de Dios, que permanece para siempre (1 Pedro 1:25), y tiene muchas practicas aplicaciones, sombras de las cosas venideras (Hebreos 10:1), e instrucciones para nuestro aprendizaje (1 Corintios 14:34). Y no significa que podemos vivir en libertinaje porque no estamos bajo la Ley. Al contrario, vivimos en libertad sobre el señorío del pecado a causa de que no estamos bajo la Ley (Rom.6:14)
El corazón de Dios se encuentra en la Antigua Ley, la cual los creyentes en el Señor Jesús cumplen en su verdadero significado espiritual y propósito de la Ley que consiste en amar a Dios y a los demás, y en ese sentido la Ley es cumplida por los que creen en Cristo (Romanos 13:10)
Sin embargo, no podemos tomar promesas abstractas de prosperidad terrenal de la Ley y aplicarlas en la misma forma a creyentes en el Nuevo Pacto, porque si vamos a tomar algunas partes de la Ley entonces tenemos que tomarla toda y rendir perfecta obediencia a ella (Gálatas 3:10)
No podemos tomar las cosas de la Ley que nos gusten e ignorar las que no nos gusten. Pero esto es exactamente lo que los predicadores de prosperidad hacen. Ellos toman promesas de prosperidad terrenal para Israel en el Antiguo Pacto y los tuercen para que parezcan ser promesas para la Iglesia en el Nuevo Pacto, pero ignoran todas las otras cosas escritas en la Ley y todos los requisitos de obediencia perfecta y absoluta.


EL NUEVO PACTO NO PROMETE PROSPERIDAD TERRENAL A TODOS

En el Nuevo Pacto, no existe ninguna promesa que se aplique a cada individuo en la iglesia prometiéndoles prosperidad económica y terrenal. El Nuevo Pacto no contiene promesas para aumentar económicamente a cada creyente y hacerles materialmente prósperos con una abundancia de dinero o valor material.
Jesús dijo: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” pero, en el contexto, él explicó que son “estas cosas” que Dios añadirá a nosotros— “alimento” y “vestido” ( Mateo 6:25-33)
Dios promete suplir todo lo que nos “falta” según sus riquezas en gloria, y no lo que “queremos” o “deseamos” (Filipenses 4:19). Jesús tenía nuestras necesidades básicas en mente cuando prometió que Dios nos proveerá.
 El torcer esto y convertirlo en una promesa para la prosperidad económica es, para hablar claramente, adulterar la Palabra de Dios.
si Dios quiere que seamos materialmente ricos, entonces ¿por qué los otros Apóstoles vivieron estilos de vida tan pobres y humildes, como la historia de la Iglesia lo documenta? Aún en el libro de Hechos el Apóstol Pedro dijo al pobre mendigo: “No tengo plata ni oro” (Hechos 3:6). De toda la gente, los Apóstoles de Jesucristo estaban en la perfecta voluntad de Dios— ¿entonces por qué no se enriquecieron si Dios lo había prometido? ¿Estaban viviendo vidas derrotadas fuera de la voluntad de Dios porque vivían en pobreza? ¿Quién se atreverá decir tal cosa? Sin embargo, esto es exactamente lo que estos predicadores de prosperidad están diciendo, no directamente, pero lo hacen al decir que es la voluntad de Dios que todos los creyentes sean económicamente prósperos. ¡Esto significa que si alguien no está prosperando económicamente, no está en la perfecta voluntad de Dios!

LA AVARICIA ES IDOLATRÍA

La Palabra de Dios está llena de advertencias contra la avaricia [o codicia] en el Antiguo y el Nuevo Testamento; sin embargo, a pesar de estas advertencias claras, muchos de los que dicen ser “cristianos” viven estilos de vida que no pueden ser definidos de ninguna otra manera, salvo “codiciosos.” De hecho, aunque ellos no digan que son codiciosos, muchos de ellos admitirán abiertamente que sí lo son por la misma definición de la palabra. La palabra “codiciar” significa literalmente “desear o apetecer una cosa.” Significa lo mismo en Hebreo y Griego, los idiomas que fueron usados para escribir el Antiguo y el Nuevo Testamento. Entonces, cuando uno que profesa ser cristiano ve un coche bonito pasando por la calle y expresa su deseo de tener uno para sí mismo, está codiciando. Cuando uno que profesa ser cristiano dice que quiere más dinero o cosas materiales para almacenar para sí mismo o su familia, y verdaderamente desea tales cosas en su corazón, entonces está codiciando.
Codiciar algo, significa que lo deseamos tener. Esto insinúa que no estamos contentos con lo que tenemos, que no estamos completamente satisfechos con el Señor y lo que Él nos ha dado, y que necesitamos algo más para satisfacernos. Por lo tanto, viendo la definición de este término, vemos que muchos de nosotros en la Iglesia somos culpables de codiciar—en querer un mejor auto, una casa mejor, una cuenta de banco más grande, en querer aumentar nuestro valor económico. Esto es en verdad un pecado en los ojos de Dios, y no es cualquier pecado, sino uno extremadamente peligroso. La Palabra de Dios nos manda a poner a muerte este pecado y nos da unas advertencias solemnes contra ello:
“Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia” (Col.3:5-6). Aquí el pecado de la codicia(avaricia) está agrupado en el mismo nivel que la fornicación, la lascivia y el practicar inmoralidad. Somos ordenados a matar cualquier deseo codicioso que encontremos en nosotros. Esta “ira” es la destrucción y el castigo eterno en el Infierno. Así de serio es el pecado de la codicia en los ojos de Dios. No importa si alguien dice que es “cristiano”, no importa si alguien es un predicador, no importa si tienen un ministerio grande con mucha gente; si tienen un corazón codicioso van a experimentar la ira de un Dios Santo contra este pecado. Dios aborrece la codicia tanto como aborrece la fornicación y el homicidio.
Y nota que las Escrituras dicen: “…y avaricia, que es idolatría.” Llama la avaricia “idolatría”. Esto es específicamente significante porque la idolatría es un pecado que Dios en particular aborrece. El Señor nos dice que Él es un Dios celoso y que no compartirá Su gloria con nada y nadie. Él exige nuestra entera y absoluta devoción y lo provocamos a celos cuando deseamos algo en lugar que Él. Los que desean aumentar su valor económico y ansían las cosas de este mundo son idólatras ante los ojos de Dios. Muchos cristianos admiran a estos famosos predicadores con grandes ministerios que están viviendo en lujo y en extravagante opulencia, que dicen abiertamente que quieren más dinero y constantemente piden dinero al público. Muchos cristianos los miran como grandes hombres de Dios, pero el verdadero Dios del Cielo los mira como idólatras provocándole a celos por promover y aferrarse a las riquezas.
Una Escritura particularmente informativa acerca de este tema se encuentra en Hebreos 13:5: “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.” Esto nos manda a tener nuestra conducta libre del deseo para el dinero o cosas materiales y, al contrario, nos manda a estar “contentos con lo que tenéis.” En otras palabras, o somos uno o el otro; o somos contentos con lo que tenemos, o somos avaros. No hay una posición intermedia, no podemos servir a Dios y las riquezas. Solo podemos estar contentos en Jesús, y en el amor de Dios, porque el Señor nos ha prometido nunca dejarnos o desampararnos. Nuestra satisfacción, gozo, placer y felicidad deben estar solamente en Él y no en las cosas de este mundo. Dios no quiere que estemos miserables en nuestra pobreza (si Él ha designado esto para nosotros); ¡en lugar, Él quiere que nos gloriemos y gocemos en esto porque, aunque tengamos poco o mucho, estamos contentos con conocerle!
¡De hecho, esto fue escrito a los cristianos hebreos que recién habían sufrido la pérdida de sus bienes materiales! El autor de esta carta les dice: “…el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos” (Heb.10:34). Ellos podían sufrir la pérdida de todas las cosas y tomarlo con gozo sin codiciar, sabiendo que tenían una posesión más grande en el Cielo esperándolos, siendo contentos con el amor de Cristo en sus corazones.
Estos predicadores de prosperidad dicen que son los verdaderos siervos de Dios. ¿Pero a que “dios” sirven? Solo porque dicen que sirven al Señor e invocan el nombre de Jesús no significa que verdaderamente han sido enviados por Dios. “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Cor.11:14-15).
En Éxodo 32, los hijos de Israel tomaron todo su oro e hicieron un ídolo. Hicieron un becerro de oro para ellos mismos y dijeron: “Este es tu dios, Israel, que te ha sacado de la tierra de Egipto.” Hasta lo llamaron “Señor” (Exo.32:5). Pero a pesar de que lo llamaron “Señor” y lo adoraron como el dios que les libró de Egipto, solo era un ídolo y el furor de Dios se encendió contra ellos. Esto es exactamente lo que está sucediendo en una gran parte de la Iglesia hoy en día. Los predicadores de prosperidad y los líderes engañados han tomado el dinero y el oro y han formado un dios para sí mismos y sus congregaciones, y han clamado por todo el mundo: “¡Este es tu dios, Iglesia! Dicen que sirven al Dios verdadero, “Señor”, pero en realidad sirven a un ídolo de oro y materialismo. Están sirviendo a otro dios, el dios de las riquezas. Ellos sirven a “otro Jesús” y tienen “otro espíritu” y predican “otro evangelio”, y justo como el Apóstol Pablo dijo, la gente los recibe bien (2 Cor.11:4).

LOS PREDICADORES DE PROSPERIDAD VS. LA PALABRA DE DIOS


El mensaje de la Biblia está en contraste directo con lo que los predicadores de prosperidad están diciendo… 
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que tenemos que obtener más para nosotros mismos, pero Jesús nos dijo que debíamos deshacernos de lo que ya tenemos (Lucas 12:33). ¿Quién tiene razón—ellos o el Señor Jesús?
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que Dios quiere que seamos ricos, pero el Apóstol Pablo dijo que los que quieren enriquecerse caen en muchas tentaciones y lazos, y en codicias necias y dañinas, que hunden a los hombres en la destrucción (1 Timoteo 6:9). ¿Quién tiene razón—los predicadores de prosperidad o el Apóstol Pablo?
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que no debemos estar contentos con lo que tenemos,sino “indignados” y que debemos ordenar a Dios que nos dé más, pero la Biblia nos manda a estar contentos con lo que tenemos (Hebreos 13:5). ¿Quién tiene razón—ellos o la Palabra de Dios?
Los predicadores de prosperidad nos dicen que Dios quiere que tengamos lo mejor que este mundo nos ofrece, pero el Apóstol Juan nos dijo que si vivimos como el mundo y amamos las cosas del mundo ni siquiera somos salvos (1 Juan 2:15). ¿Quién tiene razón? ¿A quién debemos creer, a ellos o al Apóstol Juan?
 Los predicadores de prosperidad están levantándose en frente de audiencias mundiales y jactándose de cuanto oro y plata tienen, pero el Apóstol Pedro tuvo que decirle a un pobre mendigo que él ni siquiera tenía dinero para darle (Hechos 3:6). Pedro no estaba mintiendo. ¡Él realmente no tenía dinero! ¿Quién tiene razón—los predicadores de prosperidad o el Apóstol Pedro?
 Los predicadores de prosperidad se han levantado en medio de la Iglesia y han usado las cosas de Dios para acumular más ganancias financieras para ellos mismos, pero cuando Jesús entro a la casa de Dios Él hizo lo opuesto, se hizo un látigo de cuerdas y echó fuera a todos los que estaban allí para hacer dinero (Marcos 11:15). ¿Ha cambiado su mente el Señor? ¡Nunca! ¡Él es el mismo ayer, hoy y siempre!
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que Dios quiere que seamos ricos, prósperos, y sin ninguna necesidad, pero el Señor Jesús dijo que tales personas le hacen querer vomitar (Apocalipsis 3:16-17).
 Los predicadores de la prosperidad enseñan a afanarse y a luchar y afanarse por las añadiduras,pero el Señor nos manda a buscar el reino de Dios y su justicia (Mat_6:33)
Los predicadores de prosperidad nos dicen que debemos servirles y contribuir a sus ministerios, pero el Señor Jesús vino a servirnos y darnos todo lo que tenía (Marcos 10:45).
Los predicadores de la prosperidad cobran por sanidad,liberacion y toda bendicion de Dios,mientras que el Señor nos dijo que de gracia recibimos y de gracia (gratis) debemos dar. (Mat 10:8)
Los predicadores de la prosperidad nos dicen que es dando una ofrenda o sacrificando dinero se obtienen las bendiciones de Dios,mientras que el Señor nos enseño que con solo pedirlo en su nombre lo recibiríamos por gracia y no por meritos. (Jua_14:14)
Los predicadores de prosperidad nos dicen que debemos dar a sus ministerios y a cambio seremos extraordinariamente bendecidos por Dios, pero cuando un hombre en la Biblia trató de dar dinero al Apóstol Pedro para recibir la bendición del Espíritu Santo, el Apóstol lo reprendió y condenó (Hechos 8:18-23).
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que merecen tener dinero por la gran unción que tienen y que nosotros debemos dárselo, pero el hombre de Dios Elías ni siquiera quería aceptar una ofrenda de un hombre sanado bajo su ministerio; y más aún, cuando su siervo fue y recibió el dinero sin la aprobación del profeta, Elías lo reprendió y el Señor maldijo a él y sus descendientes para siempre (2 Reyes 5).
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que el mundo debe amarnos por nuestra prosperidad y que debe desear ser como nosotros, pero el Señor Jesús pronunció penas espantosas sobre las personas de quienes el mundo habla bien (Lucas 6:26).
Los predicadores de prosperidad nos dicen que Jesús vino a darnos vida abundante y que esto significa que debemos abundar en las cosas materiales que poseemos, pero el Señor Jesús dijo que esta vida abundante es la Vida Eterna y esa vida no consiste en las cosas materiales que un hombre posee (Juan 10:10, Lucas 12:15). ¿Debemos creer a estos prominentes predicadores adinerados que viven en abundancia, o al manso y humilde Señor Jesús?
Los predicadores de prosperidad nos dicen que debemos usar a Dios para conseguir dinero, que Dios quiere que tengamos más dinero, pero Jesús dijo que no podemos servir a Dios y a el Mammón (Mateo 6:24).
 El Señor dijo que o amaremos a las riquezas y aborreceremos a Dios, o seguiremos a Dios y aborreceremos a las riquezas, pero no podrá haber neutralidad, y no podemos aspirar ambos. ¿Entonces debemos creerles mientras sirven a Dios y a las riquezas a la vez (demostrado por sus estilos de vida extravagantes y lujosos), o debemos creer a Jesús que menospreció los bienes del mundo para agradar al Padre en todas las cosas?
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que Abraham fue rico y por esto, nosotros debemos ser ricos también. Nos dicen que, según Gálatas 3:14, debemos recibir la “bendición de Abraham,” y por tanto, ya que Abraham fue rico y bendecido, nosotros lo debemos ser también. Sin embargo, las Escrituras nos dicen claramente que la “bendición de Abraham” no es tener riquezas terrenales: ¡es la vida eterna! “Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.” La bendición de Abraham es la promesa del Espíritu Santo por cual somos adoptados en la familia de Dios y somos salvos. Es un retorcimiento descarado de las Escrituras tomar esto y convertirlo en una promesa de prosperidad y riquezas terrenales. Además, Abraham fue próspero en esta tierra. Eso es obvio. Pero eso no significa que cada cristiano debe ser así también. Dios tenía un plan para formar una gran nación de Abraham, y era necesario que tuviese abundancia para poder cumplir la promesa de Dios de hacer una gran nación de él, una nación a través de la cual el Mesías, Cristo Jesús, vendría para salvar a la humanidad del pecado. Es evidente que Dios no tiene la intención de formar una gran y enorme nación terrenal usando a cada cristiano; entonces no es necesario darles tantos bienes materiales. Y más aún, tenemos que recordar que Abraham ni siquiera estaba buscando las riquezas terrenales porque él no estaba buscando nada de este mundo, sino “esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios” (Hebreos 11:10). Abraham demostró que estaba dispuesto a dejar todo lo de este mundo para ganar la aprobación de Dios. Él no sólo menospreció las riquezas por amor a Dios, sino también a su propio hijo Isaac, demostrado por el hecho que lo ofreció en el altar (Génesis 22).
Abraham era un santo hombre de Dios que buscó la aprobación de Dios sin importar el costo, y menospreció todo lo que el mundo tenía que ofrecer para poder heredar la ciudad celestial de Dios en el siglo venidero.
 Los predicadores de prosperidad nos dicen que Salomón fue rico y próspero, entonces nosotros lo debemos ser también. Pero esto es totalmente erróneo, porque Salomón estaba en clara desobediencia a la Ley de Dios que mandaba que el rey de Israel no amontonase mucha plata y oro para sí mismo (Deuteronomio 17:15-20). Salomón desobedeció hasta tal punto, que en su palacio la plata no fue considerada como nada más que cambio de bolsillo en comparación (2 Crónicas 9:20).
Salomón también tomó muchas esposas para sí mismo, de hecho más de 900, lo cual era una clara transgresión del mandamiento de Dios. Su corazón se apartó del Señor e incluso edificó altares paganos a dioses falsos en Israel (Nehemías 13:26, 1 Reyes 11:1-8). Salomón se descarrió y por un tiempo él estaba en rebeldía contra el Señor, buscando la felicidad en las cosas de este mundo en lugar que en Dios—esto es exactamente lo que nos dice el libro de Eclesiastés. ¿Entonces por qué rayos quisiéramos establecer a Salomón como un ejemplo que la Iglesia siga? ¿Nos atreveremos a aspirar cosas terrenales como él y apartar nuestros corazones del Dios Vivo? Gracias a Dios, Salomón aprendió la lección de ser obediente en el temor de Dios (Eclesiastés 12:12-14). ¡Que nosotros aprendamos lo mismo por su ejemplo y no caigamos en el mismo error!
HOY CUANDO HABLAMOS ESTAS COSAS LOS AVAROS,LOS QUE SANTIFICAN LA AVARICIA LLAMANDOLE”VISION DE DIOS” SE BURLAN IGUAL QUE LOS FARISEOS CUANDO JESUS ENSEÑABA ESTAS COSAS.
(Luc 16:13-15) Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran AVAROS, y se burlaban de él. Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones;PORQUE LO QUE LOS HOMBRES TIENEN POR SUBLIME,DELANTE DE DIOS ES ABOMINACION .

(Mar_4:19)  pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. 


Que Dice LA BIBLIA Acerca de LA AVARICIA


AVARICIA: Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas., Ambición, Codicia, Materialismo. 
 Salmos 119:36 dice: "Inclina mi corazón a tus testimonios, Y NO A LA AVARICIA".
 Proverbios 28:16 dice: "El príncipe falto de entendimiento multiplica la extorsión; mas el que aborrece la AVARICIA prolongara sus días".
 Proverbios 28:22 dice: "SE APRESURA A SER RICO EL AVARO, y no sabe que le ha de venir pobreza".
 Eclesiastés 5:10 dice: "El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad".
 Jeremías 6:13 dice: "Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, CADA UNO SIGUE LA AVARICIA; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores".
 Jeremías 8:10 dice: "Por tanto, daré a otros sus mujeres, y sus campos a quienes los conquisten; porque desde el más pequeño hasta el más grande CADA UNO SIGUE LA AVARICIA; desde el profeta hasta el sacerdote todos hacen engaño".
 Jeremías 22:17 dice: "Mas tus ojos y tu corazón NO SON SINO PARA TU AVARICIA, y para derramar sangre inocente, y para opresión y para hacer agravio".
 Ezequiel 33:30,31 dice: "El corazón de ellos anda en pos de su AVARICIA".
 Mateo 6:19-21 dice: "No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; SINO HACEOS TESOROS EN_EL CIELO, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan y hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón".
 Mateo 6:24 dice: "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y estimará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas".
 Lucas 12:15-21 dice: "Y les dijo: Mirad, y GUARDAOS DE TODA AVARICIA: porque LA VIDA DEL HOMBRE NO CONSISTE EN LA ABUNDANCIA DE LOS BIENES QUE POSEE. También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? ASÍ ES EL QUE HACE PARA SÍ TESORO, Y NO ES RICO PARA CON DIOS".
 1 Samuel 8:3 Dice: “Antes se volvieron tras la AVARICIA”.
 Lucas 16:13,14 dice: "Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y estimará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Y oían también todas estas cosas los fariseos, QUE ERAN AVAROS, y se burlaban de él".
 1 Corintios 5:9-11 dice: "Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios de este mundo, O CON LOS AVAROS, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, O AVARO, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis".
 1 Corintios 6:9,10 dice: "¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni tos que se echan con varones, ni los ladrones, NI LOS AVAROS, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios".
 Efesios 5:3-5 dice: "Pero fornicación y toda inmundicia, O AVARICIA, Ni AUN SE NOMBRE ENTRE VOSOTROS, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, O AVARO QUE ES IDOLATRA, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios".
 Colosenses 3:5 dice: "Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: Fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y AVARICIA, QUE es IDOLATRÍA".
 1 Timoteo 3:3 dice: "No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, NO AVARO",
 1 Timoteo 6:5,6 dice: "Disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, QUE TOMAN LA PIEDAD COMO FUENTE DE GANANCIA; apártate de los tales. Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento".
 1 Timoteo 6:7-10 dice: "PORQUE NADA HEMOS TRAÍDO A ESTE MUNDO, y SIN DUDA NADA PODREMOS SACAR. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse CAEN EN TENTACIÓN Y LAZO, y en MUCHAS CODICIAS NECIAS Y DAÑOSAS, que hunden a los hombres en DESTRUCCIÓN Y PERDICIÓN. Porque Raíz DE TODOS LOS MALES ES EL AMOR AL DINERO, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores".
 2 Timoteo 3:1-5 dice: "También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligros. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, AVAROS, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios". 
 1 Tesalonicenses 2:5 dice: "Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, NI ENCUBRIMOS AVARICIA: Dios es testigo".
 Hebreos 13:5 dice: "SEAN VUESTRAS COSTUMBRES SIN AVARICIA, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré".
 Santiago 5:1-6 dice: "¡Vamos ahora, ricos ! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas  están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos, y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, EL CUAL POR ENGAÑO NO LES HA SIDO PAGADO POR VOSOTROS; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos, habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. Habéis condenado y dado a muerte al justo, y él no os hace resistencia".
 Pro 23:4-5  No te afanes por hacerte rico;
Sé prudente, y desiste.   ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas?
Porque se harán alas Como alas de águila, y volarán al cielo.

Mar_4:19  pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

Pro_27:24  Porque las riquezas no duran para siempre;
¿Y será la corona para perpetuas generaciones?
‎(Pro 11:4) No aprovecharán las riquezas en el día de la ira; 
Mas la justicia librará de muerte.
(Sof 1:18) Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira del Señor
2 Pedro 2:3 dice: "Y POR AVARICIA HARÁN MERCADERÍA DE VOSOTROS con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme".


¿seguidor de Jesus o seguidor de añadiduras?


El cristianismo actual,debido a que la doctrina de la prosperidad a invadido los pulpitos a distorcionado los valores del evangelio.Los promotores de esta doctrina falsa usan los parámetros de este mundo para medir la espiritualidad y la vida de las personas.
Ellos argumentan que como este mundo se rige por lo material,lo economico,el cristiano tiene que”adaptarse”a los pensamientos de este mundo.
En vez de la iglesia influenciar a este mundo,a sucedido lo contrario,el mundo influencio a la iglesia .
Los fariseos procuraban disponer de muchas posesiones, Dios había prometido bendiciones materiales para quien fuera fiel (Dt.28). Ellos interpretaban, por tanto, que cuantas más riquezas tuvieran, más evidente sería, a los ojos del pueblo, que eran hombres que gozaban del agrado de Dios.
El pensamiento de los judíos se expresaba en una frase que decía: "A quién Dios ama, lo hace rico".
Esta forma de pensar hacía que muchos desearan codiciosamente las riquezas, para lo cual eran capaces de  cometer injusticias contra sus propios familiares.
 ¿algo cambio a lo largo de la historia?
 Dios nos ofrece de sus riquezas en gloria,pero nosotros le pedimos de las migajas del mundo,Dios nos quiere dar de Su Espiritu para transformarnos a Su Imagen,pero nosotros preferimos mostrar una apariencia con lujos.
 En el Sermon del monte Jesus habla para sus discípulos de las caracteristicas del CARÁCTER de un cristiano y después les dice que son sal y luz de este mundo y pide que mostremos a traves de nuestro CARÁCTER a Dios a las personas y de esa forma el pueda ser glorificado (Mat 5:16) Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos. LO QUE GLORIFICA A DIOS ES NUESTRA SANTIDAD,NUESTRO CARÁCTER QUE REFLEJA EL SUYO Y NO CON LAS RIQUEZAS COMO LAMENTABLEMENTE LA IGLESIA SE DEJO INFLUENCIAR POR ESTE MUNDO ¿ como puedo glorificar a Dios por conquistas materiales de este mundo si hay incredulos que tambien las tienen y hasta mas? PERO SI A TRAVES DE LA SANTIDAD Y UN CARÁCTER DE NUESTRO PADRE QUE ESTE MUNDO NO TIENE… Flp 2:15 -16 … en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida El cristiano tiene su mirada puesta en los cielos ¿ ud cambio esa naturaleza o continua codiciosos con el materialismo de este mundo? Sus oraciones reflejan la carnalidad de su corazon…fijese lo que ud pide todo el tiempo y después conteste mi pregunta. Lo que ud le llama un cambio de vida ,esa conquista que ud logro ¿sirvio para cumplir los planes,los propositos de Dios o simplemente para lograr sus proyectos “personales”? ¿por lo que ud esta luchando ahora es para cumplir el plan de Dios en esta tierra o para cumplir sus sueños y ambiciones personales? Ud puede aparentar,y decir que ud solo quiere su salvacion,hasta habla del Espiritu Santo,etc pero sus oraciones reflejan la carnalidad de su corazon. (Luc_6:45) … porque de la abundancia del corazón habla la boca.
 Y EN ESTAS IGLESIAS SOLO HABLAN DE DINERO Y MATERIALISMO
(Rom 8:5)  Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.

¿ el sacrificio es un acto de fe? ¿ o es una manipulacion para sacar dinero?


“El sacrificio es un acto de fe” ,con esta frase que no se encuentra en toda la Biblia,sino que es una simple frase hecha creada por los hombres para pasar el concepto a sus seguidores que para”demostrar la fe hay que sacrificar $$$”. En primer lugar los sacrificios JAMAS fueron para obtención de cosas o un intercambio entre el hombre y Dios para que este realice un milagro a su favor como se enseña hoy (Lev_16:34) …para hacer expiación una vez al año por todos los pecados de Israel. Y Moisés lo hizo como el Señor le mandó.
 LOS SACRIFICIOS ERAN PARA EXPIACION POR LOS PECADOS. Cuando las personas traian sus sacrificios,traian a la memoria sus pecados,era un momento de lamento  por los errores y faltas cometidas contra Dios
( Heb_10:3)  Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados;
 Pero hoy las personas hacen su “sacrificio $$$”trayendo a su mente sus sueños,proyectos,etc DE ESA MANERA SE TERGIVERSA LOS SACRIFICIOS DEL ANTIGUO PACTO PARA JUSTIFICAR LAS HEREJIAS ENCUBIERTAS.
 Estos falsos maestros judaizantes intentan hacer vivir al cristiano bajo la ley,bajo conceptos y normas que eran para el pueblo Judio y no para los cristianos. (Rom_3:19) Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley (Rom_6:14) … pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.
 Por eso estos falsos profetas remueven y retuercen el antiguo testamento,ya que bajo el nuevo testamento,bajo la Gracia ni Pablo,ni Pedro,ni la iglesia primitiva hacia practicas asi ni enseñaban a las personas. Nadie para para razonar y preguntar ¿Jesus enseño eso? ¿la iglesia primitiva lo hacia? ¿mi lider tiene mejores revelaciones e inspiraciones que los apostoles y hasta del Propio Señor Jesucristo?
La apostasia a traves de la teologia de la prosperidad ya esta profetizada en las escrituras .
Las personas creerian en fabulas,en cuentos de lideres que les diran cosas al agrado de sus gustos y rechazaran la Sana Doctrina.
(2Ti 4:3-4) VERSION BLS : Porque llegará el día en que la gente no querrá escuchar la buena enseñanza. Al contrario, querrá oír enseñanzas diferentes. Por eso buscará maestros que le digan lo que quiere oír. La gente no escuchará la verdadera enseñanza, sino que prestará atención a toda clase de cuentos.
 El Apostol Pablo decia : (Gál 1:6-9) Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. PERO HOY SE SIGUE,SE ENSEÑA Y SE DEFIENDE UN EVANGELIO DIFERENTE,UN EVANGELIO ANATEMA

LOS SACRIFICIOS NO ERAN PARA "DEMOSTRAR LA FE" SINO PARA REMISION DE PECADOS
Al no haber un Salvador ,aquel animal era un "simbolo" del sacrificio que se haria años mas tarde en la cruz del calvario.

(1Pe_1:18) sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata.
PERO ESTOS MERCADERES COMPARAN LOS SACRIFICIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO ,QUE ERAN UN SIMBOLO DEL HIJO DE DIOS,CON EL DINERO CORRUPTIBLE QUE LES PIDEN A SUS SEGUIDORES


(Heb_10:4)  porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.
(Heb_10:11)  Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados
HOY SE PRESENTA COMO LA "UNICA ALTERNATIVA" PARA OBTENER LAS BENDICIONES DE DIOS

Ose_6:6  Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos.
Mat_9:13  Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio

Isa 1:12-13  ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?  No me traigáis más vana ofrenda

Isa 1:16-17  Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;
  aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda
Heb_13:16  Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.